Concepto de felino

El vocablo felino procede en su etimología del latín “felinus” que se integra por el sustantivo “feles” que designa a un gato salvaje, más el sufijo de pertenencia “inus”. También se los conoce como félidos, siendo su nombre científico “Felidae”.

Se trata de un grupo de mamíferos carnívoros, de los cuales hay alrededor de cuarenta especies, entre ellas son los más conocidos, el león, el tigre, el jaguar, el leopardo, el gato y el ocelote. Los cuatro primeros pueden rugir. En sus ojos tienen una capa especial que hace que la luz rebote en ellos; por eso son capaces de ver en la penumbra diez veces mejor que un ser humano. Su lengua es áspera lo que les sirve para asearse y limpiar sus alimentos. Son cazadores veloces, esbeltos y sigilosos, ya que caminando sobre sus pies almohadillados, sorprenden a sus víctimas, lanzándose de repente sobre ellas y matándolas con la ayuda de sus filosos colmillos. Son capaces de trepar a los árboles para capturar a sus presas. Las crías son muy inquietas y juguetonas.

El tigre o Panthera tigris, es el felino más grande, junto con el león, pudiendo comer de una sola vez 25 kilogramos de carne. Viven en el continente asiático, son solitarios, y se reconocen seis subespecies. La más numerosa es la de Bengala.

Los leones viven manadas, dirigidos por las hembras. Su nombre científico es Panthera leo. Viven especialmente en África. En cautiverio pueden llegar a vivir 20 años, pero en estado salvaje, la mitad de esta edad, siendo las hembras las que más sobreviven. Los machos se diferencian claramente de las hembras por su melena abundante.

Los leopardos o panthera pardus, son animales solitarios que se adaptan a casi todos los ambientes, salvo en el desierto. En ocasiones las manadas de leones les roban la comida. Se parecen a los guepardos, pero son más agresivos.

El guepardo o chita es el único felino que persigue a sus presas. Es de gran tamaño y muy veloz, el más rápido de todos los animales terrestres, y su vista sumamente aguda. No puede esconder sus garras mientras no las utiliza, siendo la gacela su presa más codiciada.

Dentro de los felinos, el que más peligra en su subsistencia por la acción del hombre que los atropella con sus vehículos, los envenena o los caza, es el lince ibérico, que en la actualidad solo puede encontrarse en poca cantidad en Andalucía y en los montes de Toledo, siendo su presa fundamental los conejos.

Los simpáticos gatos domésticos también son felinos. Se cree que proceden de gatos salvajes que vivieron hace 3.000 años.