Concepto de humedal

La palabra humedal, se integra con el verbo latino “humere”, que hace alusión a la acción de mojar. A esto se le añade el sufijo de cualidad “idus” y el pertenencia “al”.

Un humedal es una zona de la superficie terrestre, usualmente llana, que resulta inundada por las aguas, siempre, o en algunos períodos de tiempo. Las aguas pueden dulces o saladas, corrientes o estancadas, y provenir del mar, de ríos, de las lluvias o de napas subterráneas.

Se trata de un ecosistema con gran diversidad biológica, donde encuentran su hábitat especies terrestres y algunas acuáticas. Pueden ser naturales o de creación humana.

Dentro de los humedales, podemos mencionar a las ciénagas o aguas pantanosas, de aguas estancadas y de poca profundidad, dulces o saladas. Pueden ubicarse en lugares que el río abandonó, y están cubiertas con vegetación acuática. También están los esteros, zonas anegadas por lluvias o desbordes de un río o de una laguna, con períodos de circulación y otros de estancamiento, con variable salinidad. Otras son las marismas, ubicadas en las orillas marinas o de los esteros; son tierras bajas y anegadas por las aguas marinas, con una vegetación de hierbas, juncos y cañas.

La fauna de los humedales, según los casos, incluye hipopótamos, castores, nutrias, ratas almizcleras, visones, pelícanos, patos, gansos, ranas etcétera.

Un ejemplo de humedal, en Argentina, más específicamente en la provincia de Corrientes, son los Esteros del Iberá, que ocupan un área de 12 000 km², de clima tropical con vegetación frondosa, y acuática, siendo una de las especies características, el camalote; y en la fauna, podemos nombrar al venado de las pampas y al ciervo de los pantanos.

Históricamente se los ha drenado por considerarlos dañinos, sin embargo, en los humedales crecen los arrozales, se obtiene agua de riego y se usan para aseo y bebida, si son de agua dulce, y reducen el calentamiento global. En las cuencas fluviales mitigan el efecto de las inundaciones. Allí crecen plantas hidrófitas, que almacenan agua, y también medicinales; además, se obtiene madera, ya que allí crecen entre otros los arces y cipreses; forraje y productos de pesca.

En 1971, tuvo lugar la Convención de Ramsar, sobre los humedales con importancia a nivel internacional, para promover el uso racional de los mismos y su conservación, ya que el ser humano los ha destruido a lo largo de su proceso de civilización, en más de un 70 %. Hay especies amenazadas, como el caso del farte, un pez de los humedales mediterráneos ibéricos. El Tratado posee 168 países miembros, y los sitios considerados como humedales superan los dos mil. Desde esa fecha, cada 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales.

Buscar otro concepto