Concepto de pasaje

La palabra pasaje se integra con el verbo pasar, del latín “passare” en el sentido de andar de un lugar para otro, o dar pasos, más el sufijo “aje” que indica acción.

Un pasaje puede referirse a un tramo del sendero o de un lugar edificado que sirve para conectar mediante un camino largo o corto ese sitio con otro.: “En la película el protagonista halló un pasaje secreto que conecta por vía subterránea el salón principal del castillo con los aposentos reales”, “Si quieres llegar más rápido a casa toma el pasaje que une transversalmente las calles que nos separan” o “Para llegar al mar debes atravesar un pasaje solitario que puede resultar peligroso”. En ciertos casos los pasajes conectan natural o artificialmente, continentes, islas entre sí o una isla con el continente. El pasaje de Drake, por ejemplo es un paso de unos novecientos kilómetros, por mar, que conecta los océanos Pacífico y Atlántico y separa a América del Sur del continente Antártico

Un pasaje es también el billete de viaje que permite dirigirse por tierra, aire o agua de un lugar a otro que en general tiene un costo estipulado por el servicio: “Adquirí un pasaje para viajar en ómnibus desde mi ciudad natal hasta donde viven mis tíos” o “No sé si sacar un pasaje en barco o en avión para viajar a Montevideo”. También se denomina pasaje a los pasajeros que se trasladan en un medio de transporte: “El pasaje se asustó cuando el agua comenzó a ingresar al barco”.

En Música, un pasaje es el cambio de un tono a otro con respecto a la voz en un canto, especialmente en el vocal clásico. También se lo llama paso de voz.

En Literatura un pasaje es una parte de su texto: “Lee el pasaje del cuento donde el cazador se conmueve ante el sufrimiento de su víctima” o “Me gustaron en el relato los pasajes románticos”. Las partes o pasajes bíblicos relevantes se conocen como perícopas.