Concepto de platino

El nombre de platino asignado a este elemento químico que fue descubierto por el militar y científico español Antonio de Ulloa en el año 1735, quien lo hizo conocido en el continente europeo, tras encontrarlo en Ecuador, en la provincia de Esmeraldas, se debió a su aspecto muy similar a la plata. Significa “pequeña plata”. Se abrevia Pt y su número atómico en la tabla periódica es 78, ya que ese es el número de protones contenidos en su núcleo. En 1822 el platino fue hallado también en otros lugares como en los montes Urales, Canadá, Colombia y Sudáfrica. Su masa atómica es 195,09.

El platino es un metal pesado, sólido, noble, de transición, dúctil, denso y maleable. No se oxida en presencia de oxígeno. Su nivel de oxidación es +2 y +4. Solo lo ataca en forma lenta el ácido clorhídrico. Se disuelve en caliente, en agua regia. Su tono es blanco grisáceo. Muchas veces se lo halla junto al níquel y el cobre, en las minas de rocas ígneas, dispuesto en pequeños gránulos.

Es muy empleado en joyería, siendo un elemento suntuario y de lujo, por su belleza, distinción y pureza, y de elevado costo. Entre otros usos, se emplea para catalizadores de automotores (reduce la emisión de gases) fertilizantes, explosivos, aditivo de carburantes, en la fabricación de vidrio y plástico, equipos médicos y de laboratorio, empastes y contactos eléctricos, en cables de fibra óptica, etcétera.

Actualmente, más del 70 % de las reservas mundiales de platino se hallan en Sudáfrica. Le siguen, aunque en mucho menor importancia, Rusia y Canadá.

En los motores de explosión, los platinos o ruptores son las piezas usadas para producir contacto eléctrico, al ocasionar chispas en las bujías. Permiten que la corriente eléctrica pase o se corte a través de la bobina.
Las bodas de platino, son una celebración que se realiza a los 65 años de matrimonio. En esa ocasión se acostumbra que los cónyuges se entreguen presentes que contengan dicho metal, como símbolo de fortaleza de la unión.
Los discos de platino, son un reconocimiento que se les otorga a aquellos artistas que logran vender un cierto número de producciones discográficas, que varía según los lugares.