Concepto de trance

Del latín “transire” de donde pasó al francés como “transe” en el sentido de “transitar”, un trance es un suceso crítico y de relevancia, un paso que deja huellas, que puede afectar a una persona, en ciertos casos, acabando con su vida cuando ese trance es mortal; o alterándola emocionalmente: “Me ha tocado pasar por un trance muy duro, al perder a mi hijo en un accidente”, “Que me despidieran del trabajo que hice toda mi vida fue un trance muy difícil para mí de superar” o “Tengo que pasar por este trance del divorcio, para luego poder vivir en plenitud un nuevo amor”.

Pero también trance puede ser entendido como un estado espiritual donde el alma o el espíritu parecen separarse del cuerpo, para elevarse a un estado superior de iluminación, que las religiones vinculan con una aproximación a Dios. La conciencia se obnubila, se altera, se aísla de todo lo sensible, y se conecta con un estado de paz espiritual, que puede desembocar en reveladoras experiencias. Este estado de trance puede ser provocado no solo por la meditación, sino también ser inducido por hipnosis o el consumo de sustancias alucinógenas, como las que utilizan desde tiempos ancestrales, los chamanes.

En Psiquiatría y Psicología, el estado de trance puede usarse con la conformidad de quien se somete a él, con fines terapéuticos, usando una hipnosis leve, relajante, donde la conciencia no se pierde totalmente, sino que el paciente aun razona y discierne sobre lo que le dice su terapeuta, sin imponerle nada, sino promoviendo que interiormente se despierten sentimientos, recuerdos, asociaciones y vivencias, a través de reflexiones internas inducidas por las palabras del profesional actuante.

Otros que afirman entrar en trance, para tener contacto con seres que ya han perecido, son los médiums, que hacen de nexo entre el mundo de los vivos y el de los muertos.

En Música, el trance pertenece al género de la música electrónica, de baile, con la percusión como base de su ritmo, sonidos sintéticos y acordes largos, bajando y subiendo en cada tema la forma musical. Su apogeo fue en la década de 1990.

En el Cine, “Trance” es una película del año 2013, del Reino Unido, dirigida por Danny Boyle. Trata del robo de un cuadro, que no se sabe dónde se guardó tras el atraco, pues uno de los delincuentes, que ha sufrido un golpe en la cabeza, no logra recordarlo, y para ello se recurre a la hipnosis que le provoca un estado de trance.