Concepto de urocultivo

Un urocultivo es un examen que permite analizar la orina del paciente para detectar en ella la presencia de bacterias u otros microorganismos dañinos. Se usa para certificar el diagnóstico de la existencia de una infección urinaria, que pueden padecer personas de ambos sexos de todas las edades, siendo la más común causa de infección, luego de las infecciones que afectan las vías respiratorias, aunque las mujeres tienen mayor posibilidad de sufrirla.

La infección urinaria es muy molesta y causa dolor y ardor al orinar; pero, además, puede resultar grave si se extiende a los riñones. Por lo tanto, es importante un diagnóstico rápido, para iniciar el tratamiento lo más pronto posible.

Los laboratorios de análisis bioquímicos realizan este examen, especialmente lo destinados a estudios de microbiología.

Se requiere para poder realizar este análisis de laboratorio, que el paciente recoja una muestra de orina, de preferencia la primera de la mañana, luego de una retención de al menos 4 horas, descartando el primer chorro. La orina se recoge dentro de un frasco estéril, habiéndose previamente higienizado la región genital con agua y jabón y con un buen enjuague posterior; o también puede tomarse la muestra, usando un catéter que se introduce en la vejiga a través de la uretra, si el paciente no puede tomar la muestra por sí mismo.

La toma de la muestra puede hacerse en el domicilio si es no invasiva, no así la introducción de una sonda, que requiere sea hecha, por un profesional de la salud, médico o enfermero.

En los bebés y niños pequeños que usan pañales, la muestra se recoge en una bolsita que se coloca dentro del pañal en la zona de los genitales, o esperando que el niño orine dentro de la bolsita, estando sin pañales. En las niñas es más dificultoso, por la imposibilidad de tener de dónde sujetar la bolsita.

La muestra debe llevarse de inmediato al laboratorio para ser analizada, o mantenerse refrigerada en el lapso intermedio entre la toma de la muestra y su análisis.

Al menos 48 horas antes del estudio no debe colocarse localmente ningún producto farmacéutico ni ingerir antibióticos, ya que puede modificar, falseando, los resultados del estudio, que estarán listos en uno o dos días.

Si el número de bacterias es significativo (en general de más de 100.000/ml.) el resultado arrojará la existencia de infección urinaria. El análisis permite, además, saber el tipo de bacteria que se debe atacar, para poder administrar el antibiótico específico, para lo cual es útil que el análisis se acompañe de un antibiograma.