Concepto de aguerrido

Aguerrido, es un adjetivo, que proviene de guerra, en el sentido de conflicto armado, más el sufijo de cualidad “idus”. Alguien aguerrido es aquel que posee experiencia en combate, donde se ha visto enfrentado con la muerte y otras situaciones límites, que exigen coraje, frialdad y toma de decisiones rápidas, cruciales y enérgicas, aunque no todos los que participan en una guerra poseen esa característica, pero los obligan a tomar participación en ella, generándoles traumas psicológicos terribles, por ejemplo: “El aguerrido soldado no dudó en trepar la muralla, acercándose peligrosamente al enemigo, con tal de recabar información táctica importante para el ataque”, “El aguerrido grupo de hombres dejó la vida para la defensa de su bandera” o “El hombre volvió de la guerra, con el corazón destrozado y una angustia incontenible, ya que siempre fue sensible; y exponerse a situaciones tan extremas, no pudieron convertirlo en un hombre aguerrido, sino que aniquilaron su espíritu, ya que él nunca quiso ser soldado, y lo reclutaron a la fuerza”.

Entre los indígenas americanos, hubo muchos que fueron aguerridos, en la resistencia hacia la conquista europea. Uno de ellos, fue el emblemático cacique venezolano Guaicaipuru, que murió en 1568, carbonizado entre las llamas de su choza, incendiada por los españoles.

Por extensión, se considera aguerrido, a todo aquel que “pelea” por sus ideales, trabaja sin descanso o pone un esfuerzo muy grande “luchando” por conseguir sus metas, defender su equipo si se trata de un deporte grupal, o imponer sus convicciones. Ser aguerrido implica poner esfuerzo, dedicación, empeño, ser valiente y no dejarse amilanar por factores externos o internos condicionantes; y, aunque, a veces, no se llegue a la meta, haber dejado todo en el camino, ya es un triunfo en sí mismo. Por ejemplo: “El aguerrido delantero, no vaciló en escurrirse a toda velocidad, entre los marcadores contrarios, y apuntó un gol para su equipo, aunque terminó con un esguince de tobillo”, “Fue muy aguerrido en su lucha contra la terrible enfermedad que le tocó padecer, y, aunque finalmente falleció, siempre se lo recordará por esa garra con la que luchó por su vida”, “Con tono aguerrido, y desafiando a sus opositores, el político anunció una reforma del Estado, que cambiará el curso de la historia de su país” o “Las personas aguerridas que no le temen a los fracasos ni a las adversidades, son las que consiguen cumplir sus sueños”.

En cantautor mexicano, de música regional, Alfredo Olivas, compuso “El jefe aguerrido”, que relata la historia de quien, con honestidad, trabajo y talento, alcanzó buena posición social y es orgullo de sus padres.