Concepto de agustino

Se denominan agustinos, a los seguidores de la orden fundada a partir de las enseñanzas de San Agustín de Hipona (354-430). Agustín se convirtió al cristianismo en el año 385 y fue obispo de Hipona, luchando contra las herejías, y expresando sus ideas, a partir de su fe y su razón, siendo la primera la que revela as verdades eternas. Sin embargo, él no fue el fundador de la orden, llamada en sus orígenes Orden de Ermitaños de San Agustín, sino que surgió por la petición de cuatro ermitaños, que le solicitaron al Papa de ese entonces (año 1244) Inocencio IV, una regla común, y un Prior General, para los grupos de ermitaños, que habitaban la zona de Tuscia, el Lacio superior y zonas ubicadas alrededor de Umbría. También fue conocida como Orden de Pobreza Evangélica, así como también Fraternidad Apostólica; y fue la tercera orden mendicante creada, luego de la de los franciscanos y dominicos.

Los cuatro ermitaños fueron Esteban de Cataste, Pedro de Lupocavo, Hugo de Corbaria y Guido de Rosia, y la regla común fueron las Reglas de San Agustín, tres en total, elaboradas en diferentes momentos históricos, pero configurando una unidad, basada en los siguientes ideales: consagración a Dios por medio de los votos religiosos, la Liturgia, el desarrollo de la espiritualidad, la actividad apostólica, y el trabajo para el bien común.

Se trata de una fraternidad, sin ninguna distinción entre sus miembros (frailes agustinos y hermanas agustinas) y sus bienes son comunitarios. Se los reconoce por su larga túnica negra que les llega a los tobillos, ceñido a la cintura por una larga correa negra. Cada seis años se reúne el Capítulo General, donde todos los frailes están representados, que tiene la misión de nombrar al Prior General.

En el siglo XVI, surgió en el Capítulo de la Provincia de Castilla, que se celebró en Toledo, la Orden de Agustinos Recoletos, integrada por unos mil sacerdotes más las monjas de clausura, que tiene presencia en veintidós países. Se fundamenta en una forma de vida austera y contemplativa, que se basa en el texto de Fray Luis de León, sobre la forma de vida de los frailes agustinos descalzos. Fueron reconocidos por la Santa Sede y elevada la provincia a congregación religiosa en 1621. En 1616, surgió una orden similar en Colombia.

En el año 1593, surgió la Orden de los Agustinos Descalzos, que se independizó en forma total de la Orden de San Agustín en 1931. Practican vida contemplativa y hacen misiones pastorales.