Concepto de anabaptista

La palabra anabaptista, se integra por los siguientes términos, tomados de la lengua griega: “ana” que implica una reiteración; el verbo “baptein” que puede traducirse como sumergir o bautizar y el sufijo “ista” que significa “partidario” u “orientado a”.

Los anabaptistas son partidarios de una corriente religiosa, dentro del protestantismo, conocida como anabaptismo, diferenciada de los luteranos y de los calvinistas, con quienes comparte las críticas a la iglesia. Surgieron en el siglo XVI, en Suiza, Alemania, Austria y Países Bajos. La denominación procede de la opinión crítica a este movimiento, que no está de acuerdo con el bautismo de bebés y niños, ya que consideran que debe hacerse a la edad adulta, cuando la persona tiene conciencia del acto de fe que protagoniza. Se basaron, también, en Marcos 16:16 donde se considera salvos a los niños.

Algunos anabaptistas, como los amish o menonitas, seguidores de Menno Simons, ex sacerdote holandés, que se convirtió en anabaptista pacifista en el año 1536; conforman la antigua orden, sujetos a tradiciones medievales, con ropas y forma de vida sencillos, basando su economía en la agricultura, y ajenos a toda forma de progreso tecnológico y a cualquier manifestación de violencia. Otros grupos, considerados como Nueva Orden, son menos radicales y aceptan las condiciones de la vida moderna.

Como puntos comunes, todos los anabaptistas creen en la importancia de vida comunitaria, para compartir la fe, que debe aceptarse con libertad, y en las enseñanzas del Evangelio, siguiendo las normas morales del Sermón del Monte; pugnan por la comunidad de bienes materiales, abogando por la separación de la iglesia del Estado. Fueron perseguidos tanto por parte de católicos como de protestantes. En el año 1521, Carlos V, condenó al anabaptismo con la muerte.

Son sus principales representantes, Conrad Grebel (1498-1526) fundador del anabaptismo suizo, y pacifista, habiendo sido seguidor de Ulrico Zuinglio, quien no se animó a realizar las reformas radicales que le proponía el grupo que lideraba; Thomas Müntzer (1489-1525) el revolucionario social y predicador alemán, que lideró la revolución de los campesinos, en 1521, en Zwickau, contra los nobles, que fue aplastada en 1525; que contó con la colaboración de Nicolás Storch, Thomas Dreschel y Marcos Stübner; y el teólogo español, Miguel Servet (1509-1553) que también era partidario del bautismo de adultos, pero desde una perspectiva unitaria, contraria a la Santa Trinidad, considerando a Jesús, hijo de Dios, pero hombre, y por lo tanto le niega su cualidad de eterno, y el Espíritu Santo, para él es una fuerza espiritual proveniente de Dios, y no una Persona integrante de la Trinidad. Murió en la hoguera.