Concepto de auxiliar

La palabra auxiliar, procede, etimológicamente, del latín “auxiliare”, siendo un verbo transitivo y de primera conjugación, cuyo significado es otorgar ayuda, protección, socorro o amparo, ante una emergencia, que puede revestir distintos grados de gravedad. Esta primera acepción del término puede ejemplificarse así: “Voy a tener que auxiliar a mi amigo, ya que quedó atrapado en su vivienda, pues perdió la llave y no puede salir, así que iré con un cerrajero y abriremos la puerta”, “Hay que auxiliar a unos gatitos abandonados en el parque, pues, de lo contrario, morirán de hambre” o “Los rescatistas concurrieron a auxiliar a los turistas perdidos en la montaña”.

Otro empleo del término es como sinónimo de colaborar, o sea, prestar ayuda a otro, que hace el trabajo principal, o es quien tiene la responsabilidad de efectuarlo: “Voy a auxiliar a mi hijo en sus tareas escolares, pues no ha comprendido bien el tema, y se lo explicaré”. En este sentido, se usa en varias profesiones, para designar, como adjetivo, al personal de apoyo de ciertas actividades, por ejemplo, los auxiliares de Farmacia, trabajan bajo las órdenes y supervisión del farmacéutico, en la preparación de medicamentos; los auxiliares de enfermería, asisten a los enfermos, colaborando con las enfermeras, pero bajo su vigilancia. En las Universidades, suele haber docentes auxiliares, algunos rentados, y otros no, que se inician en la profesión, y que colaboran en la tarea de los docentes de mayor rango, no estando al frente de alumnos, pero sí, asesorándolos, ayudando a corregir tareas o brindando explicaciones adicionales. Los auxiliares de vuelo, son el personal que acompaña al pasaje, dentro de la cabina donde ellos están ubicados, para brindarles comodidad y seguridad.

Algunos mobiliarios, se denominan auxiliares, cuando completan la función del principal, por ejemplo: “Coloqué las bebidas en una mesa auxiliar para que podamos almorzar más cómodos, en la mesa principal, donde nos sentaremos”.

En Gramática, se denominan verbos auxiliares, a aquellos que se usan para formar tiempos compuestos, o frases verbales. Les otorgan información adicional, tanto semántica como gramatical, al verbo que acompañan. Añaden, tiempo, modo, persona, número y voz. Su función es complementaria, pues, solos, no aportan información sobre la acción del sujeto. Son ejemplos de verbos auxiliares, entre otros, haber, tener, estar y venir. Por ejemplo: “Mi hermano ha bailado por primera vez en un escenario”, “Tengo pensado llevar mañana una torta para festejar”, “Creo que mi primo está interesado en aprender inglés” o “Vengo pensando desde hace tiempo en hacer un largo viaje”.

Buscar otro concepto