Concepto de azafata

El origen del término azafata, procede del árabe “sáfat”, que designa un pequeño cesto de borde bajo, que era el que usaban las viudas de origen noble, elegidas por la Corte española, para servicio de la Reina, desde el siglo XVI, para colocar allí, el atuendo (vestido y joyas) que iba a usar la soberana cada día, concurriendo cada mañana a despertarla, junto a la camarera mayor, que es a quien le alcanzaba las prendas para que la vista. También estaba, junto a ellas, una dama de honor.

En los inicios del siglo XIX, ya no existían las azafatas de la reina y entonces el vocablo dejó de usarse, hasta que, en el siglo XX, la aparición de los aviones, revivió la palabra azafata, que se eligió para nombrar a las auxiliares de a bordo, que sirven al pasaje, ofreciéndoles comidas y bebidas, brindándoles otras asistencias y consejos de seguridad, supervisando que todo se encuentre en orden, y estando capacitadas para dar primeros auxilios. Su forma masculina, azafato, es reciente, ya que ha sido, tradicionalmente una profesión desempeñada por mujeres, pero ahora la están eligiendo también los hombres. La primera azafata fue la enfermera Ellen Church (1904-1965) quien había tomado clases de vuelo, y quería trabajar como piloto de avión; pero le fue ofrecido este puesto, junto a siete enfermeras más, el 15 de mayo de 1930, desempeñándose en el vuelo entre Oakland y Chicago, en un Boeing 80-A trimotor de la compañía Boeing Air Transport, que precedió a la United Airlines.

Los requisitos para ser azafata, en ese momento, era el de ser mujer soltera, enfermera, tener menos de 25 años, no exceder los 52 kg de peso, y tener una estatura máxima de 1,60 metros. La buena presencia y la amabilidad han sido siempre esenciales. Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, y la afectación de las enfermeras al conflicto, se comenzaron a emplear mujeres de otras especializaciones. Variando entre las compañías, hoy se requiere obtener una certificación oficial de ATP; tener manejo de idiomas, y buena salud psicofísica. La altura de las azafatas, se prefiere que sea superior a 1,67 m. y la edad, mayor de 18 años. Luego de los 35 años, es difícil ser aceptadas para este empleo. Se deben aprobar ciertas pruebas, que incluyen natación, buceo y salvamento acuático.

El término correcto, en realidad, es auxiliar de vuelo o TCP (tripulante de cabina de pasajeros) y también existen estas o estos auxiliares de vuelo en otros medios de transporte, como trenes o barcos, pero las azafatas de avión poseen responsabilidad civil, con respecto al estado y funcionalidad de ciertas partes del avión y de los elementos que se usan ante las emergencias.

Buscar otro concepto