Concepto de avulsión

La etimología de la palabra avulsión, es latina. Procede de “avulsionis”, aplicándose a aquello que se arranca o desgarra, separándose de lo que hasta entonces estaba unido.

En Medicina, la avulsión se aplica a las fracturas, que se producen muy frecuentemente, luego de ejercicios intensos o movimientos muy bruscos, como patear o saltar; en talones, rodillas, cadera, codos o pelvis, que provocan tracción de los ligamentos o de los tendones insertados en los huesos, y con este movimiento, un trozo del hueso adherido, es arrancado. El dolor es intenso y el diagnóstico se realiza por radiografías. El tratamiento varía según el tamaño de la lesión. Una pequeña avulsión puede ir mejorando con aplicación de frío, y con reposo, seguido de ejercicios de rehabilitación. En casos más serios, puede ser necesario enyesar, recurriéndose a la cirugía, en los casos más graves, cuando está muy separado del resto, y es grande, el trozo de hueso.

También se habla de avulsión, como una forma de amputación de una extremidad, que no es cortada quirúrgicamente, sino de modo traumático.

En Odontología, la avulsión, sucede cuando un diente se desprende totalmente como consecuencia de un golpe muy fuerte. Puede reimplantarse la pieza, si el diente está bien conservado y se recurre rápidamente a una urgencia odontológica. Mientras tanto, lavarlo ligeramente y colocarlo en el lugar de donde se desprendió, mordiendo una gasa.

En Derecho, lo que resulta arrancado en una avulsión es un trozo de tierra, que se desprende de un terreno ribereño, por la fuerza de las aguas, que lo llevan y adhieren a un terreno vecino. Este predio resulta aumentado en su extensión por obra de la naturaleza, mientras el primero se ve disminuido. Este es un modo de adquirir la propiedad de esa porción de tierra por parte del dueño del terreno al que se adquirió, llamado accesión, que, en este caso, es de un inmueble a otro inmueble. Cada país lo regula según sus criterios particulares, aceptándose, en general, el derecho del dueño de las tierras originales a reclamarlas en el plazo de un año, perdiendo luego su derecho. El artículo 1961 del código Civil y Comercial argentino, le permite al dueño reivindicarlo, mientras no haya una adhesión natural, y el dueño del terreno al que se adhirieron, las adquiere por prescripción, a los seis meses.

En Geomorfología, la avulsión ocurre cuando un río abandona su cauce y forma un cauce nuevo. Es frecuente que esto ocurra, cuando los canales sobrepasan pendientes, durante las inundaciones.

Buscar otro concepto