Concepto de bando

La palabra bando, presenta, según su diversa etimología, diferentes significados, siendo un caso de homonimia (palabras que se escriben igual pero su origen es diferente).

Por un lado, con origen en el término franco “ban” de donde fue tomado por el francés; un bando es una disposición que es dada a conocer públicamente, por una autoridad, civil o militar, ya sea que se trate de una ley, edicto, reglamento o mandato. La importancia de los bandos depende de su contenido: algunos pueden referirse a hechos trascendentes, como la declaración de una guerra; y otros a asuntos de rutina, como dar a conocer que la autoridad preparará una ceremonia para recibir a un visitante extranjero.

Por otra parte, el gótico “bandwō”, en el sentido de signo o bandera, nos dio otra palabra “bando”, que se usa para hacer referencia a un conjunto de personas, que se siente identificada con una idea, de cualquier tipo, aunque es mucho más usual en política y en la milicia; habiendo otros grupos o bandos con diferentes pensamientos.

Los bandos son las comunicaciones oficiales, dentro del Derecho Administrativo, usadas para dar a conocer a la población ciertas disposiciones que deben acatar. Fueron muy usados en España, en sus municipios del siglo XIX. Los bandos, que podían conocerse a través de pregoneros o a través de edictos, eran una potestad que poseían los alcaldes municipales y los gobernadores provinciales, y se conocían como bandos policiales para el buen gobierno. Una de las motivaciones para el dictado de bandos, era la comunicación de penalidades menores, impuestas a los contraventores.
La palabra contrabando, significa que se está contraviniendo el bando que impide el tráfico de ciertas mercancías.

En otro sentido, las personas, en general, se agrupan por ideas o sentimientos similares, y esto los lleva a discrepancias con otros grupos unidos por otros pensamientos. Esos enfrentamientos pueden ser de palabra o llegar a acciones violentas, e incluso a guerras, cuando se trata de Estados enfrentados o de grupos beligerantes dentro de un mismo país, lo que da lugar, en este último caso, a guerras civiles. Cada grupo beligerante o ejército es un bando.

Ejemplos de uso: “Yo pertenezco al bando de los que defienden el medio ambiente”, “Estoy en el bando de los opositores al gobierno”, “No tomo partido en esta lucha por el poder; y como no estoy en ningún bando, optaré por votar en blanco”, “En la Revolución Francesa, se enfrentaron el bando monárquico con el de los parlamentarios y republicanos”.

En Birmania, el bando, es una lucha oficial. Se trata de un arte marcial, parecido al kung fu chino, e incluye lanzas, espadas, varas y cuchillos.