Concepto de baño

La palabra baño, procede del griego “valanion” y del latín “balneum”, y se aplica en varios contextos:

Baño es la acción y el efecto del verbo bañar, que forma parte del aseo personal desde la antigüedad, además de ser una forma de recreación, de terapia, y formar parte de ritos religiosos.

Se puede tomar un baño en el río, en una laguna, en el mar, en aguas termales, en piscinas, duchas o bañeras, con agua fría, tibia o caliente. Puede ser una acción individual o hacerse en compañía, con o sin ropa. En los baños con finalidad de higiene, se usa jabón, además de agua.

En la India, los baños rituales, se hacían tres veces por día, y en el cristianismo, el bautismo es un modo de purificarse mediante la inmersión en el agua. Entre judíos y musulmanes el agua es vista, también como limpiadora de pecados.

Los griegos se higienizaban usando bañeras y baños de pies. En la antigua Roma, los baños públicos eran un lugar de interacción social, donde aprovechaban las aguas termales. En el siglo XIII hubo baños públicos en Japón, y luego se introdujeron los baños de vapor. En América precolombina también los aborígenes se bañaban en ríos y otras fuentes de agua.

En la Edad Media europea, los castillos contaban con lugares para tomar baños higiénicos y también había baños públicos.

En el siglo XIX, con la posibilidad de uso de agua corriente, se dejó de lado los baños públicos para ser de uso privado, servicio que hasta entonces, solo disponían los más ricos.

No solo toman un baño refrescante los seres humanos, sino que muchos animales lo hacen, como los patos los perros o los osos.

Los lugares destinados a bañarse, están actualmente dentro del cuarto de baño, que comienza a usarse en las viviendas, desde mediados del siglo XIX, ya que hasta entonces o había letrinas públicas o se hacían las necesidades en bacinicas, cuyo contenido se vaciaba en ríos o arroyos, o se arrojaban en la vía pública.

Los actuales cuartos de baño, cuentan con duchas y/o bañeras, inodoros, bidet y lavamanos, espejos, porta cepillos de dientes, jaboneras, toalleros, etcétera.

También se llama baño, cuando se cubre un material o sustancia con otra diferente, formando sobre ella, una capa, por ejemplo: “Este anillo tiene un baño de oro”, “Hice una torta y la bañé en chocolate” o “Este postre quedó exquisito con el baño azucarado”.

En Gastronomía, el “Baño de María” es una técnica de cocción, que consiste en colocar a cocer, un alimento dentro de otra fuente llena de agua, expuesta al calor.

Buscar otro concepto