Concepto de calabozo

La palabra calabozo, se originó en el latín “calafodium”, integrado por el verbo “fodere”, que designaba la acción de hacer una fosa, ya que un calabozo era una excavación que se hacía para poner, en esos lugares subterráneos, a los delincuentes y prisioneros. Es sinónimo de celda, también de etimología latina; y del término mazmorra, que nos llegó del árabe.

Se construían, generalmente, debajo de fortalezas o castillos, para que los prisioneros queden aislados y sea más difícil escapar por sí mismos o recibiendo ayuda externa, además de que los gritos que emitían al ser torturados, quedaban alejados de los oídos del resto del conjunto social. Eran oscuros, y se ubicaban a lo largo de un pasillo, donde los reos recibían allí su castigo, aguardando, en general, su ejecución, permaneciendo encadenados. Muchos morían antes, a causa del hambre, pues estaban muy mal alimentados, por los golpes, quemaduras, inmersiones, y otras prácticas de castigo; y por las enfermedades que contraían por la suciedad del lugar y su desnutrición. Su osamenta quedaba allí, compartiendo el lugar con los prisioneros vivos, haciendo aterrador el aspecto del lugar.

A partir de las ideas liberales de la Revolución Francesa, de 1789, paulatinamente, se fueron aboliendo los calabozos tal como los hemos descripto y las torturas; siendo llamados, actualmente calabozos, las celdas de las comisarias o cuarteles, que ya no son subterráneas, donde los presos quedan detenidos, imputados de la comisión de un hecho ilícito grave, cuando hay peligro de fuga; o cuando ya han sido condenados, a pena privativa de libertad. No pueden recibir tormentos, y deberían (aunque no siempre se cumple) ser lugares limpios, que sirvan para seguridad y para la rehabilitación del que cometió el delito; más que para su castigo.

Ejemplos de uso: “Pasé la noche en un calabozo, pues me detuvieron por averiguación de antecedentes”, “No quiero que me metan en un calabozo por encubrir tus fechorías” o “Pasé parte de mi vida en un calabozo, y no pienso retornar a ese horrible lugar, así que enmendaré mi vida”.

En Geografía, Villa de Todos los Santos de Calabozo, o, simplemente, Calabozo, es una ciudad, del estado Guárico, perteneciente a la República de Venezuela. Su población es de alrededor de 132.000 habitantes. Cuenta con un gran casco colonial y su economía se basa fundamentalmente en la producción de arroz, maíz y cebolla.

En Chile, en la región de Maule, existe una caldera volcánica, llamado Calabozos, a 3503 msnm de elevación, y cuya última erupción fue en el Holoceno.

“Calabozos y Dragones” es un juego de rol, perteneciente al género medieval fantástico, diseñado por Gary Gygax y Dave Arneson, con cinco publicaciones entre 1974 y 2014.