Concepto de celestial

La palabra celestial, procede de celeste, el color del cielo, y es todo lo relativo al mismo, no como espacio donde los astros se ubican y mueven, sino entendido como mundo espiritual, que está relacionado íntimamente con lo religioso, pues se considera que el reino celestial es un mundo perfecto y hermoso, gobernado por el Creador, hacedor de todo lo que existe.

La idea de lo celestial y el reino de los cielos, vinculado a fuerzas sobrehumanas, se remonta a culturas antiquísimas. Ya el mazdeísmo, en el Imperio Persa, consideraba que el cielo estaba regido por un dios superior, Ahura Mazda. En base a estas creencias surgió el zoroastrismo. En la mitología griega, el dios del cielo, techo del mundo, una especie de cúpula hecha de latón y poblada de estrellas, era el dios Urano, hijo y esposo de la madre tierra, Gea. En la tradición judeocristiana, y según el Antiguo Testamento, fue Dios quien creó en seis días los cielos y la Tierra, para descansar en el séptimo. Cuando en el Éxodo, Yahvé se dirige a su pueblo, les dice que fue Él quien los liberó de la esclavitud, ordenándoles que lo veneren como único Dios, y que no hagan esculturas de lo que exista en los cielos, en la tierra, debajo de ella o en el agua. En Salmos 103:19, dice que Dios estableció su trono en los cielos, dominando su reino a los otros. Lo contrario del cielo, en el mudo ultraterreno, es el infierno, dominio de Satanás.

En el Budismo, los Cuatro Reyes Celestiales, son los que protegen al mundo, que no es el resultado de una creación divina sino de proceso un proceso constructivo y destructivo. Lo defienden contra el mal, en los cuatro puntos cardinales. Para los budistas, los cielos, son los lugares donde residen los devas, que no son dioses, pero son seres, que por haber superado niveles kármicos, pueden gozar de placeres, mientras deambula su conciencia, hasta la reencarnación.

Por extensión, se le dice celestial, a todo aquello que nos remite a un plano trascendente, milagroso y sobrenatural, por ejemplo: “Se escuchó una música celestial cuando se hizo la presentación del libro religioso”, “Mi hija tiene una sonrisa celestial, pura ternura y bondad” o “Un coro de pájaros daba a la mañana soleada, un encanto celestial”.
Como personajes de Marvel Comics, “Los Celestiales”, poseen forma humanoide y enormes poderes.

En Literatura, “Caballería celestial” es un libro del poeta español renacentista, Jerónimo de Sampedro, que consta de dos partes, la primera publicada en el año 1554, de caballería, y con alegorías al Antiguo Testamento, donde aparece Dios, como Emperador Celestial. En la segunda parte, el protagonista es Jesús, como el hijo del Emperador Celestial.

Buscar otro concepto