Concepto de celtíbero

Los celtiberos fueron un pueblo prerromano habitante de Celtiberia, zona de límites difusos, dentro de la Península Ibérica, que abarcaría los actuales territorios de Castilla-La Mancha y Aragón, que incluía entre otros a Arévacos, Titos, Belos, Lusones y Pelendones. Se los consideró como una fusión de celtas que residían en la zona de mesetas, e íberos costeros, pero diferenciados de éstos, por su cultura propia.

Hasta el siglo III a C. residían en asentamientos fortificados, formando, a partir de esa fecha urbanizaciones relativamente grandes, cuya organización política se integraba por una asamblea popular, un senado aristocrático y algunos magistrados, tal vez elegidos por la asamblea. Su organización social y familiar al igual que la de muchos otros pueblos antiguos, como los romanos, se basaba en el parentesco, formando grupos gentilicios, integrados por descendientes de un ancestro común. Los derechos de un grupo gentilicio podían ser dados a otro, por un pacto de hospitalidad, llamado “hospitium”, que los convertía en huéspedes recíprocos. También había contratos entre los aristócratas y personas de baja condición social, que pasaban a considerarse clientes, y se comprometían a servir incondicionalmente a su jefe, a cambio de ser satisfechas sus propias necesidades.

Se denominan celtíberos, porque este grupo humano, formaba parte de los celtas, de raza indoeuropea, que originarios de Europa central, se extendieron hacia el siglo XIII antes de Cristo, a varias zonas. Los que fueron hacia la Península Ibérica, hispanizándose, son los celtíberos. Otros ecltas, ocuparon el centro y el norte de la Galia y las Islas Británicas. Si prevalecía el elemento celta o el íbero, como resultado de la mezcla, con los habitantes primitivos, es objeto de discusión doctrinaria, opinando Estrabón que la cultura celta era la predominante, lo que se evidencia especialmente en los ritos funerarios, enterrando a sus muertos en necrópolis de incineración. Su idioma fue el celtíbero, diferenciado del celta común, teniendo como escritura una adaptación a la suya, de la escritura ibérica nororiental, siendo mixta entre un alfabeto y un silabario.

En esa época los celtíberos se ubicaron en España en la provincia de Soria y en algunas partes de Teruel, Guadalajara, Cuenca, Zaragoza y Logroño. Fueron sus principales ciudades, Numancia, Arcóbriga, Turiasso (probablemente en la actual Tarazona) y Ocilis.

Los celtíberos tuvieron participación bélica destacada en los siglos III y II antes de Cristo, ya que lucharon heroicamente contra los cartagineses y luego contra los romanos, siendo quienes resistieron hasta el final el asedio de las tropas romanas en el año 133 antes de Cristo, optando por suicidarse antes que rendirse. Luego de esta derrota, el territorio fue romanizado.

Buscar otro concepto