Concepto de cirio

La palabra cirio, procede en su etimología del latín “cereus”, que alude a algo hecho con cera, y con cirio, se hace referencia a una vela gruesa y larga, empleada fundamentalmente en las ceremonias religiosas, ya que las primeras manifestaciones del culto cristiano, debieron hacerse en secreto, por las persecuciones que sufrió esa nueva religión, entre los siglos I y IV, prefiriéndose hacerlo por las noches, con lo que, necesariamente debían alumbrarse con velas. Incluso, una vez aceptado el cristianismo, las primeras iglesias eran oscuras, por lo que también los cirios, se hicieron necesarios. Además, la luz, siempre fue sinónimo de ética, de verdad y pureza, por lo que no es extraño que los cirios se presenten en el culto, lo que fue usado también por los paganos, para venerar a sus dioses. Tal vez por esta razón, en el Concilio de Elvira, el primero celebrado por la iglesia cristiana, a inicios del siglo IV, antes de la oficialización del cristianismo por parte del emperador Teodosio I, se prohibió que durante el día se encendieran cirios en los cementerios, al considerarlo práctica pagana, e inquietante para el alma de los muertos.

Durante la Semana Santa, en la noche del Sábado Santo y la madrugada del Domingo de Resurrección, se enciende el Cirio Pascual, que es una vela muy grande, que consta de una inscripción en formato de cruz, la fecha, y las primera letra del alfabeto griego (Alfa) y la última (Omega) representando el inicio de los tiempos y su fin. Cinco granos de incienso le son incrustados, simbolizando las llagas de Cristo.

Esta etapa se conoce con el nombre de Vigilia Pascual. El Cirio Pascual es la representación de Cristo resucitado; empezando la ceremonia a oscuras, encendiéndose luego un fuego en el atrio, fuera del recinto, el que se bendice, y es con esas llamas que se enciende el Cirio Pascual. A continuación, tiene lugar la procesión, desde donde el cirio fue bendecido, hasta la iglesia, llevando el cirio encendido precediendo a la multitud. La procesión, en el camino, se detiene tres veces, se canta, se van prendiendo los cirios de cada uno, y recién al llegar al templo, éste se iluminará.

El cirio se mantiene encendido durante la Pascua, hasta el domingo de Pentecostés, y luego se lo guarda junto a la Pila bautismal; y también se emplea en Bautismos, Confirmaciones y funerales.

En Botánica, existe un árbol, científicamente denominado Fouquieria columnaris, pero coloquialmente conocido como cirio, que puede llegar a medir de altura hasta 20 metros y su tronco es grueso. Las ramas se disponen perpendiculares al tronco y de las principales, parten otras secundarias. Las hojas son ovaladas. Las flores son de color amarillo, y se agrupan en pequeños racimos.

Buscar otro concepto