Concepto de vigilia

La palabra vigilia se originó en idéntico término latino, que a su vez procede del verbo “vigilare”, en el sentido de “vigilar”.

Vigilia es un término que se usó en la Roma antigua para designar los turnos, cuatro en total, en que los centinelas vigilaban por las noches, para estar atentos ante un ataque enemigo. Luego, con el cristianismo, se empleó para referirse al acto por el cual los fieles permanecían despiertos durante toda la noche en vísperas de ciertas conmemoraciones religiosas.

Las primeras vigilias eran penitenciales y el ayuno era una característica. Era una preparación para la festividad. Actualmente se entiende la vigilia como una celebración, un anticipo de la conmemoración mayor.

La Vigilia Pascual es la máxima celebración del cristianismo ya que se conmemora la resurrección del Hijo de Dios. Tiene lugar desde el atardecer del Sábado Santo continuándose hasta el Domingo de Resurrección. Es una ceremonia litúrgica solemne, que tiene cuatro partes, y que comienza con el templo sin luz, para luego prender el fuego fuera del templo, empleándose ese fuego para encender el Cirio pascual que representa la resurrección de Cristo. Los fieles que permanecieron dentro del templo oscuro encenderán sus velas con el Cirio cuando llegue transportado por los sacerdotes en su procesión. Luego se hace la Liturgia de la Palabra con nueve lecturas sobre la Salvación y la proclamación de Evangelio. A continuación se bautizan los nuevos cristianos y los antiguos renuevan su compromiso. Por último se lleva a cabo la Liturgia Eucarística.

También dentro de la religión se denomina vigilia, a la abstinencia del consumo de carne durante ciertas fechas, como en el caso de los Viernes de Cuaresma.

Actualmente vigilia es tanto lo antes referido como el estado en que alguien no está dormido, y por lo tanto atento y conciente de su entorno. Se aplica tanto al estado general en que el individuo no está dormido como específicamente a los casos en que se privó alguien de dormir o se presenta la dificultad para conciliar el sueño: “En el estado de vigilia las actividades fisiológicas y las respuestas a estímulos son mayores que durante el sueño”, “Estuve toda la noche de vigilia, pues tuve que estudiar para un examen” o “Hace dos noches que estoy en vigilia ya que no logro dormir”.