Concepto de compinche

Compinche es como se designa coloquialmente a alguien que es amigo íntimo, y comparte secretos, y muchas veces, picardías o actos censurables, incluyendo los delictivos. Ser compinche es tener con esa otra persona un grado de complicidad, de apego y afinidad. No se puede ser compinche con quien no se tiene confianza y cariño, dos sentimientos imprescindibles para que se pueda ser compinche de otro, aunque a veces puede existir la traición como en cualquier relación social.

Se da en todas las etapas de la vida, generalmente entre pares, aunque muchos padres o docentes se jactan de ser compinches de sus hijos, lo cual no es deseable ni sano, pues el adulto debe ser un modelo y una guía para los niños y adolescentes, y no un compinche de sus travesuras. Ejemplo: “Tengo dos amigos con los que somos muy compinches, estamos siempre juntos y nos divertimos mucho”, “No quiero un docente que sea compinche de mi hijo, sino que lo eduque en conceptos y valores” o “Traté de ser compinche de mi hijo y solo conseguí que no me respetara”.

Los compinches de delitos son denominados cómplices, y pueden tener diversos grados de participación en el hecho, con idénticas o diferentes penas: “Atraparon a tres integrantes de la banda que se dedicaba a asaltar transeúntes, mientras dos de los compinches lograron escapar”, “En el asalto se detuvo a una pareja que estaba dentro del local intentando robar la mercadería y a un compinche que estaba en la puerta haciendo de campana” o “Varios cómplices en el hecho fueron juzgados, algunos como autores y otros como encubridores, todos eran compinches que se conocían desde niños”.

También puede darse entre animales o entre ellos y las personas: “Mis dos perros son muy compinches, juegan siempre entre ellos” o “Mi hijo es compinche con su perro, hasta duermen juntos”.