Concepto de compatriota

La palabra compatriota se originó en igual término latino, integrado por el prefijo de totalidad “con”, el sustantivo “patria”, del latín “patres” en el sentido de “antepasados” y el sufijo de agente “ta”.

Compatriota es un vocablo que se usa en relación a dos o más personas, para referir que entre ellas tienen una patria en común, que han nacido en un mismo Estado. Entre compatriotas se comparten lenguas, costumbres y tradiciones, y es frecuente que se unan, especialmente cuando se encuentran fuera de su país natal, pues la añoranza de su tierra hace que traten de recordarla juntos y compartir aquellos lazos que los unen como nación.

Los compatriotas luchan juntos por el bien de su patria, ya sea desde sus labores cotidianas, desde la solidaridad social, desde las actividades políticas o empuñando las armas en defensa de su soberanía.

Ejemplos: “Encontré un compatriota cuando me fui a vivir al exterior y nos hicimos muy buenos amigos, creo que en nuestro país de origen jamás hubiéramos congeniado, pero en tierra extraña, nos unió la nostalgia”, “Con mis compatriotas nos unimos al ejército para defender a nuestra nación del ataque enemigo”, “Mis compatriotas y yo, sufrimos mucho de xenofobia cuando debimos irnos de nuestra patria buscando un lugar que nos ofreciera trabajo, y por eso nos juntamos para apoyarnos y contenernos, mitigando la tristeza e intentando seguir adelante”.

Como en todas las relaciones humanas, también entre compatriotas pueden surgir, rencores, rivalidades, peleas o discusiones, pero el lazo de hermandad suele ser algo que actúa como integrador: “Me peleé con mis compatriotas por motivos políticos, pero luego nos abrazamos pues aunque tengamos diferentes ideologías todos queremos lo mejor para nuestro país” o “Discutí con varios compatriotas por razones laborales, ya que intentamos organizar una empresa en el país que nos acogió, aunque luego llegamos a un acuerdo pues en definitiva, somos hermanos que debemos ayudarnos y comprendernos”.