Concepto de creacionismo

La palabra creacionismo está integrada por términos que se han tomado del latín. Se compone del vocablo creación, derivado de “creare” en el sentido de crear o hacer surgir algo de la nada, más el sufijo “ismo” que identifica que se trata de una doctrina.

Es un concepto religioso que asegura, basándose principalmente en la fe (aunque hay filósofos que intentan demostrarlo por medio de la actividad racional) que el mundo y los seres animados e inanimados que lo pueblan, fue creado por Dios en su integralidad, ya que antes de la intervención divina reinaba la nada, y la única existencia era la de Dios, ser inmortal y omnipresente, increado y de existencia eterna y atemporal.

El creacionismo se opone a la teoría darwiniana de la evolución (Darwin ya los había denominado de ese modo a quienes no admitieron su teoría y siguieron afirmando la creación singular de cada especie) que considera y ha demostrado que las especies se han originado desde otras preexistentes que fueron evolucionando, al ir adaptándose al ambiente, y mejorando, ya que solo pudieron sobrevivir las más aptas; y no, que cada una fue creada especialmente por Dios.

Para el creacionismo clásico, y de acuerdo a los textos bíblicos, la Tierra fue creada por Dios con la aparición del hombre. Los hebreos cuentan su calendario desde el día 7 de octubre del año 3760 antes de Cristo, supuestamente la fecha del Génesis. Para la ciencia la edad de la Tierra es de unos 4.600.000.000 de años.

El creacionismo clásico se aferra a la fe para combatir la teoría de la evolución, mientras el científico, trata de obtener a partir de investigaciones, sustento a sus ideas antievolucionistas, aunque por no seguir el método científico, que exige la comprobación de sus hipótesis, es considerada una pseudociencia.

La iglesia católica, si bien acepta el creacionismo, no se opone a la evolución y sus demostraciones científicas, interpretando el Génesis de modo no literal, pero dejando en claro que Dios es el Creador.

En Literatura, el Creacionismo es una corriente poética hispánica, que desvincula al poema de la naturaleza y del mundo sensible, dándole completa autonomía a la imaginación del autor. Se estima que la fecha de su origen es alrededor del año 1916, con la pluma del poeta Vicente Huidobro, de nacionalidad chilena, radicado en Francia en ese entonces.