Concepto de carencia

La palabra carencia se originó en el término latino “carentia”, que se conformó con el verbo “carescere” que indica la acción de no tener, estar privado o falto, y los sufijos, de agente, “nt” y de cualidad “ia”. Es carencia la cualidad de quien está privado de algo, que puede ser material, físico, mental, ideológico o espiritual.

Quien carece de bienes materiales, es aquel que tiene pocos recursos económicos; y por ello, no puede satisfacer sus necesidades y deseos en plenitud. Hay carencias absolutas, que son las que tienen aquellos que no tienen lo suficiente para subsistir, que integran el colectivo de individuos carenciados; y otras, relativas, comparadas con otros que poseen más. Por ejemplo: “Mi carencia de bienes es total y debo mendigar para poder vivir”, “Mi carencia económica, impide que pueda comprar las medicinas que el médico me recetó” o “Gano un sueldo mínimo que me permite comer, vestirme y tener una pequeña vivienda; pero comparado con el resto de mi familia que vive en la opulencia, soy un carenciado”, respectivamente. Los animales también pueden experimentar este tipo de carencias, cuando no pueden proveerse por sí o por sus dueños, de lo que necesitan.

En el caso de carencia ideológicas, se trata de aquellas personas, que no tienen ideas propias, y se suman pasivamente a lo que otros les imponen o proponen.

Las carencias físicas o cognitivas, las tienen aquellas que poseen alguna limitación para el ejercicio de su vida cotidiana, por ejemplo: “Tengo carencia de la función auditiva y por ello debo usar un audífono”, “Por mi carencia de visión debo usar anteojos” o “Por su carencia de discernimiento el hombre necesita que actúe por él, un curador”.

Carencia afectiva es la que padecen quienes se sienten solos, maltratados, discriminados, excluidos, etcétera, con un gran impacto emocional negativo: “La mujer está pasando por un cuadro depresivo, pues su familia la abandonó, y la carencia afectiva la sumió en la angustia” o “Un niño necesita, además de alimentos, no padecer de carencias afectivas, para crecer saludable”.

Las carencias, pueden afectar a comunidades enteras, por ejemplo: “Mi país sufre una gran carencia educativa, ya que es muy alto el nivel de analfabetismo”, “El hospital de mi pueblo, tiene carencias de personal y de recursos” o “Las carencias en materia de seguridad, aumentan día a día, y la población es víctima de delitos cotidianamente”.

También puede haber carencias de tiempo, de espacio, de sol, de lluvias, de espacios abiertos o cerrados, de vitaminas, de minerales, de humor, de información, de comunicación, de libertad, etcétera.