Concepto de deficiencia

Deficiencia procede del latín “deficientia”, que a su vez se derivó del verbo “deficere” integrado por el prefijo de separación “de” y el verbo “facere” que significa “hacer”. Una deficiencia es una condición de carencia o disminución de la sustancia o materia, de algún sentido o función.

Lo que padece una deficiencia no es perfecto y puede estar referida a objetos o sujetos. En el caso de los objetos la deficiencia puede deberse a algún defecto de su constitución si se trata de algo natural, o de su fabricación si es un producto humano; o puede haber sido algo plenamente acabado y completo, y haberse vuelto deficiente más tarde. Por ejemplo: “Por una deficiencia en su constitución, las rocas se rajaron”, “Esta serie de automóviles padecen una deficiencia de fabricación en sus motores” o “Mi lavarropas funcionaba a la perfección, pero en este último lavado noté algunas deficiencias, ya que el enjuague no fue total”.

En Biología las deficiencias hacen que los organismos padezcan ciertas carencias, lo que puede afectar sus funciones vitales. En este sentido podemos hablar por ejemplo de carencias vitamínicas, de minerales, hormonales o proteicas que harán que los seres vivos afectados no se desarrollen de modo adecuado o que las funciones orgánicas se vean alteradas o entorpecidas. Por ejemplo, una deficiencia de vitamina A en los seres humanos puede provocar problemas en los tejidos, en la visión, en el cabello y los dientes; la deficiencia de calcio, sumada a la menopausia en la mujer, son factores de riesgo de padecer osteoporosis.

Cuando alguien tiene problemas en cuanto a sus movimientos o desplazamiento, se habla de deficiencia motriz; quien posee menor capacidad intelectual, se dice que padece de una deficiencia cognitiva; quien no ve bien, una deficiencia visual, etcétera. Pueden padecerse desde el nacimiento o surgir por algún accidente o enfermedad posterior. Algunas deficiencias son reversibles o curables (por ejemplo una deficiencia auditiva puede corregirse con un transplante coclear) o compensables (como el caso de quien tiene deficiencia visual pero con anteojos ve bien) y otras no.

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) puede causar SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) que provoca una deficiencia en la defensas orgánicas o sea, en el sistema inmune.