Concepto de déficit

La palabra déficit es un latinismo, pues es el mismo término que se tomó del latín y significa falta o carencia. Un déficit es la falta de algún bien o recurso, pudiéndose hablar por ejemplo de déficit fiscal, de déficit de atención, de déficit de hierro en el organismo, entre otros. Pasaremos a ocuparnos de cada uno de ellos:

Se conoce como déficit fiscal, al estado en el cual en el tesoro público, los ingresos son menores que los egresos; o sea sale más dinero del que ingresa. Esto se refleja en el presupuesto anual. El déficit en general se produce por la falta de recaudación fiscal, pues la mayor parte del dinero que ingresa en las arcas estatales proviene del pago de impuestos que hacen los ciudadanos y los que se generan con el comercio exterior (exportación e importación de productos). El déficit fiscal genera muchos efectos adversos, entre los cuales podemos mencionar la inflación y la baja de calidad de los servicios públicos. Producido el déficit puede lograr su reversión ejerciendo una política más coactiva de pago de impuestos, contrayendo deudas, mediante la emisión de deuda pública o emitiendo dinero, lo que puede generar mayor inflación.

En Medicina y Psicología se conoce como déficit de atención a un trastorno que es común diagnosticarlo en la infancia, caracterizado por no lograr concentrarse en una actividad durante un cierto tiempo no demasiado prlongado, y no poder quedarse quieto (hiperactividad) acompañado de reacciones impulsivas y en algunos casos, violentas. Quienes padecen este trastorno suelen tener problemas de aprendizaje y en sus relaciones sociales, y por ello requiere tratamiento, aunque en la actualidad se cuestiona el uso de fármacos en la infancia por sobre diagnóstico de este problema, ya que no todo niño inquieto presenta déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Los que lo padecen presentan afectados los lóbulos frontales y los ganglios basales y alteración en la dopamina y en la noradrenalina.

El déficit de hierro en el organismo, provoca importantes problemas de salud, ya que el hierro es el mineral, encargado de formar la hemoglobina, compuesto proteico de la sangre que se encarga de llevar oxígeno a los tejidos. Quien tiene un déficit de hierro que se diagnostica como anemia, puede sentirse cansado, padecer trastornos digestivos, infertilidad, edemas, y ser más proclive a enfermarse.