Concepto de despropósito

La palabra despropósito se integra por términos tomados de la lengua latina: el prefijo de negación “des” y “propositum”, integrado el vocablo, a su vez, por el prefijo de antelación “pro”, y por el verbo “ponere” en el sentido de poner o colocar. Siendo un propósito, un fin o un objetivo a lograr, un despropósito es todo aquello que excede, es inoportuno o va en contra del propósito o meta, pues carece de lógica o sentido. Es una incoherencia o una exageración.

Puede tratarse de algo exagerado o disparatado: “Es un despropósito pedirte una licencia de un mes, por un resfriado, perderás tu empleo”, “El gobierno aumentó los impuestos en más de un cien por ciento, lo que resulta un despropósito, considerando que los sueldos no tuvieron aumentos significativos” o “Es un despropósito lo que tarda en pasar el transporte público, hace más de una hora que estoy esperando el autobús”.

Otra aplicación es para algo carente de lógica para alcanzar el fin deseado: “Es un despropósito instalar un despacho de pan al lado de una panadería”, “Se trata de un despropósito querer estudiar todo el programa de una asignatura en media hora” o “No intentes llegar caminando hasta mi casa, son muchos kilómetros, y será un despropósito que solo logrará cansarte”.

A veces, se trata de utopías o de la imaginación desbordante de algún artista, que con sus despropósitos logra crear obras fuera de lo común, que, luego se valoran tanto, que, para el común de la gente, adquirirlas, resulta también un despropósito.

También puede ocurrir que la calificación de despropósito sea subjetiva, y, si bien la mayoría puede pensar que el proyecto es irrealizable, termina concretándose, ya sea por haberse menospreciado la idea, o por el cambio de las circunstancias. Por ejemplo: “Parecía un despropósito que mi sobrino llegara a lograr graduarse de médico, cuando de niño le diagnosticaron una deficiencia cognitiva, sin embargo, pudo alcanzar su preciada meta” o “Si me hubieran dicho cincuenta años atrás que tendríamos teléfonos móviles y podríamos comunicarnos con lugares distantes en segundos, me hubiera parecido un despropósito”.