Concepto de desatino

La palabra desatino, tiene un origen desconocido. Se integra con el prefijo de negación “des” y con “tino” en el sentido de “puntería”. Significa falta de puntería.

Un desatino es un disparate o despropósito, que puede manifestarse en palabras o actitudes, que escapan a la lógica, o a lo que el sentido común toma como normal, lo que a veces puede ir variando con el tiempo.
Puede tratarse de hechos o frases que no se ajusten al contexto, que no sirvan al fin buscado, que conlleven peligros, etcétera, por ejemplo: “Es un desatino venir vestido con ropa de gala a una excursión por el campo”, “Tus palabras fueron desatinadas, no puedes hablarle con lenguaje tan explícito, sobre sexualidad, a niños pequeños”, “Es un desatino de tu parte querer comprar una casa con tus magros ahorros y tu escaso salario, te endeudarás y no podrás pagar las cuotas” o “Cometes un desatino al manejar a tan alta velocidad; cuando tengas un accidente te arrepentirás”.

En general, a quienes realizan o dicen desatinos constantemente, se los tilda de locos, pues la locura es la falta de razón en el obrar, que resulta imprudente, arriesgado, y los lleva a desafiar las convenciones establecidas, siendo la causa, un desequilibrio mental. Sin embargo, muchas personas sin sufrir locura, pueden circunstancialmente cometer desatinos, movidos por la pasión, por ejemplo: “Cometí el desatino de golpear a mi jefe en un momento de furia, y hoy me arrepiento pues estoy sin trabajo” o “Estaba tan enamorado que cometí el desatino de dejar que me humille, con tal de ganar su amor, y mi vida a su lado se transformó en un infierno”. Las personas de carácter impulsivo son las más proclives a cometer o decir desatinos, cuando están enojadas; pues se dejan ganar por sus emociones, sin darse tiempo a reflexionar.

Los desatinos pueden ser un recurso empleado en obras literarias o artísticas, como resultado del vuelo de la imaginación de su autor. Así podemos apreciar en cuentos de hadas o de ciencia ficción, relatos disparatados, que resultan ocurrentes, divertidos o interesantes, sin que tengan correlato con la realidad. Un ejemplo puede ser “La Metamorfosis” de Franz Kafka, donde el protagonista se convierte en un insecto. Las mitologías que explican el origen del mundo por parte de antiguas culturas, son construcciones imaginarias, que no pueden ser explicadas lógicamente, y hoy las vemos como desatinadas, pero, sin embargo, sumamente creativas.
En Música, en la letra de la canción “Algo contigo” del cantautor argentino, Chico Novarro, se expresa que puede parecer un desatino, pero no quiere morirse sin tener algo con la mujer que le robó el corazón, siendo su amiga.