Concepto de demanda

La demanda es una petición o reclamo de algo que se necesita o que se considera que se merece. Puede demandarse objetos materiales como alimentos, vivienda o ropa o pueden demandarse objetos inmateriales como salud, justicia o trabajo. Todos los seres vivos tienen demandas para satisfacer sus necesidades. algunas demandas pueden ssatisfacerse y otras no, ya sea por ser de cumplimiento imposible o depender de las fuerzas de la naturaleza.

Ejemplos: "Esta planta demanda riego constante, pues de lo contrario se marchitará", "Mi perro me demanda todos los días que lo saque a dar un paseo", "Mi primo me demandó ayer una visita, pues dice que me extraña", "El pueblo demanda del gobierno mayor inversión en salud y educación", "Mi hijo me demanda más tiempo para compartir conmigo, pero mi trabajo me lo impide, y si no cumplo con mi horario laboral, me despedirán y no podré mantener a mi familia" o "La gente está demandando por lluvias, porque la sequía está terminando con la producción agrícola, pero el clima se mantiene estable y soleado".

La demanda de trabajo está dada por la cantidad de personas que solicitan un empleo: "En este país es grande la demanda de trabajo pero la oferta es muy poca".

Cuando se reclama un derecho ante la justicia, se denomina demanda al escrito donde se presenta el reclamante, por sí o por apoderado, donde se relatan los hechos, se designa el derecho que se considera aplicable y por última se realiza la petición concreta para que el Juez la resuelva. Debe ser firmada por el interesado y su abogado, salvo que el abogado actúe como apoderado, en cuyo caso basta con su firma. Quien demanda se denomina actor o demandante. Contra quien se presenta la demanda se denomina demandado.

En Economía, la demanda es el reclamo de productos por parte de los consumidores para satisfacer sus necesidades. La ley de la oferta y la demanda proclama que cuando más aumenta la demanda y menor es la oferta, los precios suben; y cuando hay poca demanda y mucha oferta, los precios bajan. Esto provoca un equilibrio en definitiva de la economía ya que si ante una gran demanda los precios suben, llegará un momento que serán tan altos, que los consumidores demandarán menos productos, aumentando la oferta, lo que hará bajar los precios.

La demanda de productos puede surgir de necesidades reales o creadas por las propias empresas a través del marketing.