Concepto de denigrante

Denigrante es la acción y el efecto de denigrar, verbo de primera conjugación que nos remite etimológicamente al latín “denigrare”, vocablo integrado por el prefijo que indica un movimiento descendente, “de”, y por “niger”, que se traduce como “negro”. A esto se le agrega el sufijo “are”, formador de verbos. Un dicho, hecho o situación denigrante, es la que produce que alguien se sienta menoscabado en su honra y dignidad, como si una mancha negra, pusiera sobre su condición humana, un manto de menoscabo, y lo redujera en su consideración individual y social.

El sujeto pasivo, el denigrado, se siente por lo general, vulnerable, débil y falto de fuerzas para luchar, y, esa es, justamente la intención del que lo ha denigrado, por ejemplo: “Nuestro jefe nos trata de un modo humillante, dirigiéndose a nosotros con términos peyorativos, pretendiendo con eso denigrarnos, y demostrar su autoridad, dejando en claro que él es el patrón” o “Es denigrante el modo que el hombre trata a sus hijos, gritando y pegándoles, creyendo que con ello logra obediencia, y está convirtiendo a esos niños, en seres inseguros y tristes”. También puede ser la sociedad toda, o la inercia del Estado, lo que haga denigrante la situación de una o muchas personas: “Es denigrante ver cómo viven en la villa de emergencia, en casas de chapa y con pisos de tierra, sin tener lo suficiente para comer, y no hay políticas públicas ni acciones privadas que hagan lo necesario para acabar con ese flagelo”.

Sin embargo, que alguien (individuo o grupo) resulten denigrados, puede dar lugar a que reaccionen para salir de dicha situación. Por ejemplo, los negros, han sido una minoría denigrada a lo largo de la historia, han realizado una acción reivindicatoria, que ha obtenido muchos logros.

En ocasiones, es el propio individuo el que se denigra, por ejemplo: “No debes denigrarte de ese modo para conseguir trabajo, creo que rogar y humillarte frente a tus potenciales empleadores, no te ayudará a conseguir el objetivo” o “Es horrible ver a grupos de jóvenes drogados, en las calles, por las noches, en condiciones denigrantes”.