Concepto de disenso

La palabra disenso, procede del latín “dissensus”. Se integra por el prefijo de negación, “dis”, y por “sensus”, que en español fue tomado como “sentido”. Literalmente se traduce, como “sentidos opuestos”.

Disenso implica, estar en desacuerdo, disentir, con una opinión, una idea, una versión de los hechos, una explicación, etcétera. Quien disiente puede ser una persona o un grupo. Es muy natural y saludable la existencia y la tolerancia del disenso en las sociedades, ya que en toda organización democrática debe respetarse, el pensamiento libre y la declaración del mismo, por parte de alguien, que no siempre debe coincidir con lo que se entiende, por cierto, verdadero y aceptable, por otro ser humano, por un conjunto de ellos o por la sociedad en su totalidad.

Lo opuesto al disenso, es el consenso, que implica coincidir o estar de acuerdo con otro u otros. El consenso sirve para crear lazos de unión y llevar adelante proyectos en común. El disenso inicial, puede desembocar en consenso, si se liman asperezas y se consigue con una discusión respetuosa y un diálogo de tipo abierto, dejando de lado dogmatismos, encontrar coincidencias y realizando concesiones por parte de ambas posturas.

En la vida cotidiana, es común no estar de acuerdo con lo que nos dicen, lo que observamos, con las informaciones que nos llegan etcétera, y eso nos hace únicos, y dotados de criterio propio. La defensa de nuestros puntos de vista, deben hacerse de modo pacífico y legal, respetando los argumentos ajenos, siempre que no hieran valores fundamentales. Por ejemplo: “Me presenté en el colegio de mi hijo, para decirles que disiento con las sanciones que les aplicaron a los niños de modo colectivo, por no saber quién había cometido la travesura. Si no revén la medida, presentaré mi queja a organismos de superior nivel jerárquico”, “Disiento con quienes creen que la guerra es el mejor camino hacia la paz” o “Disiento con la información que apareció en el periódico sobre la situación del país, yo vivo aquí y sé que la crisis es mucho más profunda que la que ellos describen”.

La Política es un ámbito donde se manifiesta el disenso de modo muy frecuente, ya que hay muchas visiones del bien común y los modos de concretarlo. El disenso hace que las personas se agrupen por ideologías afines entre quienes poseen consenso, formando un partido político, que disentirá con otros partidos de diferente ideario. El disenso contra las medidas de gobierno pueden canalizarse en huelgas y marchas de protesta. Esto ocurre en las democracias, pues en las autocracias no es permitido el disenso, el que es castigado muy severamente, incluso con la muerte.