Concepto de Edén

Es en el idioma hebreo (probablemente tomado a su vez, del sumerio “edím” como עדן “éden”) donde podemos hallar el origen de este vocablo, con gran contenido religioso, y puede traducirse como “planicie”.

En el primer libro de los cinco que conforman el Pentateuco, titulado Génesis (Creación) se relata que el Edén es el lugar probablemente situado en el Oriente Próximo (aunque no hay evidencia de la existencia física de ese lugar) conformado por un huerto frondoso, al Oriente de un lugar también llamado Edén, abundante y rico, que le asignó Dios al hombre luego de crearlo. Era un sitio magnífico, de clima óptimo, provisto para que todo lo necesario estuviera a su alcance: el agua de los ríos (del Edén partía un río que luego se bifurcaba en cuatro) animales, plantas y frutos. Fue en el Edén donde vivieron Adán y Eva, el primer hombre y la primera mujer, teniendo un Paraíso en la Tierra, para cultivar y guardar durante su vida que era eterna, sin dolor ni enfermedades; hasta que pecaron, y fueron expulsados de allí.

Por extensión, se le llama Edén a cualquier lugar natural, bonito, pacífico y relajante: “He ido a un lugar tranquilo en las montañas a vacacionar, y me sentí en el Edén” o “El Edén de mi vida queda en mi pueblo, el lugar más hermoso que conocí, lleno de amor y bondad, al que desearía pronto poder regresar”.
En Literatura, el escritor estadounidense, John Ernst Steinbeck, Jr. (1902-1968) escribió en 1952, una compleja novela en parte autobiográfica, a la que tituló “Al este del Edén”. Versa sobre el libre albedrío, el Mal, y su naturaleza, ambientada en el valle de Salinas (California) donde nació el autor.

En Pintura "El Jardín del Edén con la caída del hombre", es un cuadro pintado al óleo por Peter Paul Rubens y Jan Brueghel el Viejo. Las pareja bíblica están ubicados abajo del árbol del conocimiento del bien y del mal, hallándose de l otro lado, el árbol de la vida. ambos árboles están llenos de frutas. El pecado está representado por un mono, ubicado a la izquierda, mordiendo una manzana, a la que no pudo resistirse. Cerca de Eva, hay un gato, astuto y perverso.