Concepto de efectivo

La palabra efectivo se originó en el latín “effectivus”, compuesta por effectus = “efecto” y el sufijo que forma adjetivos “ivus”.

Algo efectivo es lo que resulta productivo, que surte el resultado esperado, siendo a la vez eficaz (se obtiene lo esperado) y eficiente (se usan solo los recursos altamente necesarios). Ejemplos: “Esta receta es muy efectiva para calmar el dolor de garganta”, “Mi empleado es muy efectivo, su trabajo le trae grandes rendimientos a la empresa”, “Esta arma produce daños efectivos” o “El castigo resultó efectivo ya que nunca más volvió a repetirse la incómoda situación”.

Se emplea también para calificar aquello que resulta cierto y duradero: “He conseguido al fin un empleo efectivo, por tiempo indeterminado, creo que me quedaré en este puesto hasta que pueda jubilarme”.

Hacer algo efectivo, implica convertir un deseo, sueño o proyecto en realidad: “Al fin se hizo efectivo mi deseo de viajar por el mundo”.

En Economía el efectivo es el dinero líquido, los billetes o monedas que permiten cancelar en el momento una transacción comercial. Ejemplos: “En este negocio solo aceptan dinero en efectivo y yo lo tengo todo en el Banco. Uso tarjetas de crédito o cheques para pagar” o “Me he quedado sin efectivo, y necesito que me prestes algún dinero para poder viajar”. El dinero como medio de pago reemplazó al trueque y permitió dar un valor más exacto a los bienes y servicios. En la actualidad los pagos virtuales, con tarjetas de débito y crédito, las transferencias bancarias, etcétera, permiten no llevar el efectivo con uno, pues implica un riesgo para la seguridad de las personas al poder ser objeto de hurtos y robos: “La inseguridad es cada vez más preocupante. Asaltaron a un hombre que había retirado efectivo de su cuenta bancaria, a la salida de la institución”.

En las fuerzas militares y policiales, un efectivo es un integrante de las tropas o agente de las mismas: “Un efectivo policial logró capturar al peligros delincuente”.