Concepto de escrache

Escrache es la acción y efecto de escrachar, tal vez del indoeuropeo “skar” en el sentido de “cortar”, y del inglés “scratch”, que se traduce como rayar, raspar o marcar.

En España y en varios países hispanohablantes, como Argentina, Venezuela, Uruguay y Paraguay, se conoce como escrache a una manifestación popular en contra de una persona, realizada en lugares públicos, pero especialmente frente a su casa o lugar de trabajo, para exponerla ante la opinión pública, y mostrarlo como socialmente repudiable.

Su uso puede ser político, como el que realizó la agrupación HIJOS, conformada por quienes luchan por lograr justicia por sus padres asesinados por la dictadura argentina de 1976-1983. Ante el indulto del presidente Carlos Menem a los represores, HIJOS, en 1995, comenzó a organizarse para hacer escraches contra los asesinos que estaban en libertad.

En 1997 el primer escrache fue contra Jorge Luis Magnacco, médico obstetra y capitán de navío, que había participado en los nacimientos en el centro clandestino de detención de la ESMA, durante la dictadura. El escrache lo hicieron en la puerta de la clínica donde trabajaba (Sanatorio Mitre). En Chile se conocen como funas, y también fueron usadas por HIJOS en 1999, con el mismo fin que en Argentina. En Venezuela, se usan desde 2017, para manifestar en contra de funcionarios del gobierno chavista y de Nicolás Maduro, y sus parientes, dentro y fuera del país.

Un uso del escrache como defensa de intereses económicos, es el realizado en España en el año 2013 por el PAH (Plataforma de los Afectados por la Hipoteca) por quienes estaban bregando contra los desahucios, contra los legisladores que se oponían a la ley.

Es un modo de participación activa de la ciudadanía, que puede ser usada a modo de presión cuando el imputado está en juicio, para obtener una condena efectiva; o para lograr la condena social, cuando la causa no ha prosperado judicialmente.

El escrache es una actividad lícita siempre que se realice pacíficamente y sin amenazas de sufrir actos violentos. Sin embargo, algunos se pronuncian en contra, pues implica un acoso.