Concepto de extra-programático

Lo extra programático designa aquello que excede o complementa un programa, entendiendo por programa una planificación para la realización de una actividad o la consecución de un objetivo.

Lo extra programático tiene relación con lo programado pero no lo integra. Lo extra programático puede y debería estar también planeado, pero como adicional, y en general no es obligatorio y está fuera del horario establecido para el cumplimiento del programa esencial.

Son muy comunes las actividades extra programáticas o también llamadas extra curriculares en los colegios, donde además de las materias que los alumnos deben cursar y aprobar obligatoriamente para pasar un curso o nivel, se les ofrecen actividades complementarias de formación física, intelectual e incluso lúdica, para su formación integral. Por ejemplo: “En mi escuela ofrecen aprender patín, computación y portugués como actividades extra programáticas, en contra-turno” o “No asistiré a las actividades extra programáticas porque no son obligatorias y me quitan tiempo para estudiar”.

Los docentes que cumplen estas tareas extra programáticas a veces son remunerados y otras no.

Muchos colegios para captar alumnos ofrecen muchas e interesantes actividades extra programáticas para motivar a los estudiantes a asistir: patín, fútbol, ajedrez, idiomas, informática, cocina, talleres literarios, de teatro, etcétera. También pueden reforzar las asignaturas curriculares como cuando se trata de refuerzos de aprendizajes curriculares. A los padres les brinda además, la posibilidad de saber que sus hijos estarán en la escuela, bajo la supervisión de maestros, entretenidos y contenidos mientras ellos cumplen con sus obligaciones laborales, y en muchos casos, son gratuitas, por lo cual es el único modo para niños de escasos recursos económicos de poder ampliar su cultura.

En ocasiones se contratan aparte la realización de actividades extra programáticas con profesores o institutos particulares.

En Música, la programática es la que excede el marco de apreciación de la música absoluta, o sea la que vale por ella misma. En la programática se trata que quien la escuche evoque hechos o sentimientos que esa música le despierta.