Concepto de extra

La palabra extra, de origen latino se usa como adjetivo para indicar algo que está fuera de lo habitual, o que se añade a lo que ya estaba, por ejemplo, cuando decimos “Tuve que realizar un arreglo extra que no estaba previsto” o “Puse un juego de cubiertos extra en la mesa por si vienen tus padres”.

En las medidas, por ejemplos de ropa o calzado, las extra grandes o las extra pequeñas, incluyen talles por encima o por debajo de las medidas promedio. En los aceites de oliva, los extra virgen son los de calidad superior a los que solo se denominan aceite de oliva o aceite de oliva virgen.

Puede ser un prefijo en palabras tales como extraordinario, extraoficial o extraterrestre, indicando lo que está fuera o excede el concepto de que se trata. Indica en los ejemplos citados, lo que no es o va más allá de lo ordinario, de lo oficial o de los seres que habitan en nuestro planeta, respectivamente.

Como sustantivo, se usa por ejemplo cuando hablamos de alguien que no pertenecía al plantel o equipo, ya sea de estudio, de trabajo, de amigos, etcétera. En el caso de las filmaciones, los extras son actores de poca relevancia, que recién se inician en la actuación. Aparecen escaso tiempo en escena y con papeles secundarios, en general en lugares poco visibles o en el fondo escenográfico, diciendo pocas palabras o ninguna. Ejemplos: “A mi hijo lo contrataron como extra en la película y era uno de los que acompañaban la marcha del protagonista haciendo de su séquito” o “Mi primer trabajo en el mundo del espectáculo fue como extra y aparecí en escena menos de cinco minutos”.

En las noticias que se publican en el periódico, las más relevantes eran gritadas hace unos años por los vendedores, para captar la atención de los potenciales clientes: “Extra, extra, hubo un atentado que conmovió al mundo” o “Extra, extra, en esta edición se publican los principales goles del campeonato”.