Concepto de fama

La palabra fama procede de idéntico término latino. Se derivó del verbo “fari” cuyo significado es “hablar”.

La diosa romana Fama (Feme en la mitología griega) era la diosa encargada de propagar rumores, verdaderos o falsos, provocando con ello, malentendidos y confrontaciones.

La fama designa la popularidad o notoriedad que alcanza alguien debido a ser distinto en relación a su especie por obra de la naturaleza: “El perro se hizo famoso por tener una tonalidad azulada”, “El político es un famoso orador, don que le otorgó la naturaleza” o “La mujer es famosa por haber alumbrado a ocho hijos en un único parto”; o por sus acciones: “La fama le llegó luego de muerto, pues su obra recién cobró notoriedad con el paso de los años” o “El general saltó a la fama luego de ganar una batalla importante” o “La actriz alcanzó la fama luego de su memorable actuación”.

Los actores y actrices de cine y televisión logran la fama ya sea por sus actuaciones, por sus características físicas o por los escándalos en sus vidas personales.

La fama puede deberse a cosas positivas (por sus aptitudes artísticas, científicas, éticas, por su belleza, etcétera) o por hechos o elementos negativos: “Es famoso por su mal desempeño laboral, y por eso ya nadie quiere contratarlo”, “Una famosa banda de delincuentes logró ser apresada” o “La fama de mujeriego que tiene mi primo hace que las mujeres serias lo rechacen”.

La fama no siempre se corresponde con la verdad: “Me hicieron fama de mentiroso, pero quien habló mal de mí e hizo correr el rumor tuvo solo el objetivo de perjudicarme ya que yo jamás falté a la verdad”.

Las cosas naturales también pueden ser famosas cuando logran captar la atención de muchas personas y se difunden sus virtudes o defectos: “No visites esa isla, es famosa por los animales feroces que allí habitan y puede ser peligroso” o “Ese río es famoso por sus aguas transparentes y tranquilas”.

Los medios masivos de comunicación contribuyen a que cosas o personas se hagan famosas.

Bajo la dirección del estadounidense Alan Parker se estrenó en 1980 una película titulada “Fama”, cuyo argumento gira en torno a un grupo de personas que quieren llegar a ser famosas como cantantes, actores y bailarines.