Concepto de faro

El sustantivo faro procede en su etimología del griego “pharos” de donde pasó al latín como “pharus” y de allí llegó al español.

Un faro es una fuente de iluminación que permite visualizar la costa, por eso se encuentra en ella o en una zona muy cercana. Es una torre alta con una potente fuente de luz en su parte superior que guía a los navegantes hacia tierra firme. Las intermitencias de las señales luminosas, los distintos colores y en algunos casos la adición de sirenas contribuyen a mejorar la señalización.

El nombre de faro se originó en Faro, el nombre de una isla egipcia cercana al puerto de Alejandría, cuyo nombre según la leyenda fue dado por el rey espartano Menelao, quien entendió que el nombre de la isla era Pharos cuando en realidad le habían dicho que le pertenecía al faraón.

En dicha isla fue construido el famoso Faro de Alejandría, por orden de Ptolomeo I en el año 279 a. C. por ser un territorio de poca altura, y así al erigir una torre iluminada de unos 150 metros era fácil de ver la costa. Era octogonal, de mármol y de base cuadrada. La obra se terminó en el 284 a. C. En el siglo XIV un terremoto la derribó. Los romanos imitando a este faro colocaron los propios en sus puertos. La luz era la del sol, reflejada en un enorme espejo de metal, y a la noche era una hoguera lo que producía la luz.

Antiguamente la iluminación nocturna provenía del fuego y fue el siglo XVIII donde se reemplazó por lámparas y reflectores y se le incorporó un sistema de rotación. En el siglo XX la fuente lumínica se originaba en vapor de petróleo y gas acetileno. En España el primer faro con energía eléctrica fue el de Cabo de Villano en la provincia de La Coruña.

En la provincia española de Lugo existe una parroquia llamada San Julián de Faro. Pertenece al municipio de Vivero.

Por extensión se dice faro a toda luz que guía la marcha, como por ejemplo los faros de los automóviles, y en sentido metafórico a todo aquello que sirve para iluminar un sendero hacia la meta: “Mi padre ha sido el faro que me condujo a mis logros académicos y espirituales”.