Concepto de festividad

La palabra festividad procede del latín “festivitas”. Está integrada por “festivo”, del latín “festivus” que es un adjetivo referido a la fiesta, a lo que es alegre y divertido; y el sufijo de cualidad “idad”.

Una festividad es una celebración pública o privada colectiva donde se recuerda un hecho importante y digno de evocar con algarabía o agradecimiento. Algunas pueden ser solemnes y otras más distendidas: “En la festividad de la independencia patria se hizo un desfile militar en las calles de mi ciudad” o “En las festividades de fin de año se lanzaron fuegos artificiales y se iluminó el cielo nocturno”.

Las festividades reúnen a las personas y les brindan un sentido de pertenencia y un sentimiento común, lo que afianza la unidad de los grupos; por eso existen festividades en todos los pueblos y culturas, aunque con características particulares a cada uno de ellos.

En el cristianismo las festividades religiosas son aquellas que se hacen en homenaje a un hecho de la vida de Cristo o en honor a algún Santo u otro acontecimiento religioso, como la Epifanía o la Pascua de Resurrección, por ejemplo. Las tradiciones religiosas hacen que cada creencia tenga sus propias festividades, que están incluidas en un determinado calendario. Algunas de esas fechas son tomadas por las autoridades públicas, y convertidas en feriados o días no laborables. Por ejemplo, entre los judíos sus principales festividades son Rosh Hashaná (Año Nuevo) y el Yom Kipur o Día del Perdón.

El Carnaval es una festividad que combina muchas tradiciones y culturas, algunas muy antiguas como las de los saturnales y bacanales de griegos y romanos, tradiciones afroamericanas; e incluso algunos autores remontan sus orígenes a Sumeria. Actualmente se asocia con algunos elementos cristianos, ya que se celebra antes de la cuaresma. Es una festividad muy divertida y relajante que incluye disfraces, bailes y juegos.