Concepto de Grafología

La palabra grafología tiene una etimología griega. Surge de la unión del vocablo “grafos”, que significa “escritura”, y “logos”, en el sentido de argumentación o razonamiento.

La Grafología, calificada como pseudociencia, por no estar sus afirmaciones científicamente comprobadas, tiene por objeto de estudio, el análisis de los rasgos de la escritura manuscrita, y su interpretación, para, a través de ella, conocer la personalidad de su autor.

Si bien desde antiguo se vinculó la forma de escribir con la personalidad, el primer Tratado que se conoce sobre el tema, es del año 1622, y le pertenece al profesor de Filosofía de la Universidad de Bolonia, Camilo Baldo. En 1680, Gottfried Leibnitz, famoso filósofo alemán, reconoció que, a través de la escritura, puede revelarse el temperamento de alguien. Siguieron haciéndose estudios sobre el tema, hasta que en 1830, en Francia, se fundó la primera Escuela de Grafología. El poeta, psicólogo y grafólogo suizo, Max Pulver, fundó y presidió en 1950, la “Schweizerische Graphologische Gesellschaft” (Sociedad Grafológica Suiza).

El abad católico francés, Jean-Hippolyte Michon (1806 -1881) fundó, en 1871, la “Societé de Graphologie” de París, publicando, además, muchas obras sobre el tema: “Les Mystères de l"écriture” (1872), “Système de graphologie” (1875) y “La méthode pratique de graphologie” (1878). Michon es a quien se le adjudica la paternidad de la Grafología en sentido moderno.

El grafólogo francés y continuador de Michon, Crepieux Jamin, publicó, en el año 1930, “ABC de la Grafología”, donde le da prioridad al conjunto de lo escrito, relacionando los signos entre sí, describiendo las especies gráficas, y estableciendo, a través de ejemplos de escritos de personalidades reconocidas, la relación con la personalidad.

El neurólogo y grafólogo alemán, Rudolf Pophal (1893-1966) intentó aplicar el método científico a la Grafología, tratando de relacionar la escritura con las funciones del cerebro, lo que no pudo comprobar. Su clasificación en grados según la tensión y dureza de los rasgos de escritura, aún se emplea. A mayor fuerza, menos velocidad. Si la tensión resulta débil la motricidad gráfica se estimula, si es media, la acelera, y si es fuerte, la reduce, y en el grado máximo de tensión se inhibe o se distorsiona. De los seis grados, consideró que el número 3, es el de mayor equilibrio.

Actualmente, la Grafología es empleada en el área de Recursos Humanos de las empresas, como uno de los métodos para seleccionar a su personal, aunque los resultados no siempre son acertados, por lo que debe complementarse con otros tests más fiables, si se quiere que resulte eficaz.

Buscar otro concepto