Concepto de letra chica

La letra es cada uno de los signos gráficos que usamos para escribir. Cuando estos signos son de tamaño pequeño decimos que la persona usa una letra chica para escribir, lo que puede hacer de modo manuscrito o a través de medios tecnológicos, que permiten elegir el tamaño de la letra a emplear. Ejemplos: “Si haces una letra tan chica, no podré leer tu tarea” o “Elegí una letra demasiado chica para enviar el informe y por eso me lo rechazaron, ya que tenía requisitos formales de presentación”. Cuando alguien escribe con letra chica, puede ser que tenga baja autoestima y ser introvertido, según la Grafología.

En los libros de texto, suelen usarse diferentes tamaños de letra, una más grande para los contenidos más importantes, y otra más pequeña para aclaraciones, ejemplos o ampliaciones: “Si quieres aprender bien la materia, lee todo, incluso lo que está en letra chica, pues te ayudará a aclarar los conceptos”.

Pero donde más comúnmente se emplea la expresión “letra chica” es en aquellos contratos donde ciertas cláusulas se escriben con un tamaño de letra tan pequeño, que en general al que los firma le pasan inadvertidos, y pueden resultar condiciones muy gravosas para él. Son muy comunes estas condiciones escritas en “letra chica” en los contratos de adhesión, redactados por una sola de las partes, y que la otra firma casi sin leer, ya que no puede hacerles ninguna objeción si desea suscribir el acuerdo, aun cuando pueda suponer que contiene cláusulas abusivas.

También se habla de leer la “letra chica” para significar que se debe leer bien lo que se firma e interpretarlo correctamente, pues aun cuando tenga la letra un tamaño normal, puede encerrar algún engaño de modo disimulado.
“Letra chica” es el título de una canción de la banda argentina de rock, “Babasónicos”, donde exige a la amante que firme un contrato de amor con él, sin advertir sus defectos y debilidades y aceptando todas sus condiciones.