Concepto de improvisación

Improvisación es la acción y el efecto del verbo improvisar, del francés “improviser” que se derivó a su vez, del latín “improvisus”, término integrado por el prefijo de negación “in”, el de antelación, “pro”, y “visus” que se traduce como “visto”.

Una improvisación es aquello que se ejecuta sin previa planificación, y, por lo tanto, surge de modo espontáneo.
Los niños son los que más nos sorprenden con sus conductas ocurrentes e ingeniosas, que surgen de su imaginación, picardía y de la falta de medios y herramientas para trazar planes elaborados para alcanzar fines. Por ejemplo: “Mi pequeña de dos años, improvisó con un cajón, una escalera, para poder alcanzar el estante de los dulces” o “Mi vecino de cinco años, improvisó con unas latas, un juego de apilar cosas”.

La improvisación, no es buena, cuando se trata de realizar acciones con fines específicos, ya que un buen plan y un método adecuado, puede evitar fracasos y ser más eficaz, por ejemplo: “No debes improvisar cuando intentes desarrollar un negocio, un estudio de mercado, y detallar las fortalezas y debilidades de la idea, puede ayudar a que se concrete de modo eficiente” o “La improvisación no es buena en un proyecto arquitectónico, debes calcular bien la estructura, el tamaño, la orientación y las dimensiones, para que la edificación sea funcional y segura”.
Sin embargo, la improvisación es una capacidad que puede ayudar mucho ante situaciones inesperadas, donde no hay tiempo para trazar un plan, por ejemplo: “Estaba dando la clase de zoología sobre insectos, y un niño me preguntó por un ejemplo. Entonces improvisé, y salimos al patio a buscar algunos ejemplares para que entiendan su anatomía y comportamiento”.

Los artistas cuando salen a escena, en general, lo hacen con un guion, pero deben improvisar ante situaciones inesperadas, por ejemplo, si ellos o un compañero se olvidan la letra.
La improvisación es muy frecuente en el rap improvisado, también conocido como “freestyle”, donde se hacen competencias entre raperos, que conversan en forma de rimas, que se elaboran en el momento. Existe una competencia anual internacional, entre competidores de países de habla hispana, desde 2005, llamada Batalla de los Gallos, siendo ganador quien responde mejor, y más ocurrentemente.