Concepto de interracial

Interracial es cuando individuos de razas diferentes tienen algún contacto o relación, pudiendo aplicarse también a sociedades o culturas. El concepto de raza es actualmente objeto de críticas pues induce a pensamientos racistas, que promueven a una raza como superior a otra, prefiriéndose la denominación de interculturalidad.

Por ejemplo, una pareja interracial, que puede tener relaciones sexuales pasajeras o ser novios, convivientes o cónyuges, está integrada por personas de razas diferentes, por ejemplo uno es de raza negra y otro de raza blanca. Los hijos de esta unión interracial heterosexual, pueden ser mestizos, como los que nacen de la unión de una aborigen americana y un blanco; mulatos, de una mujer negra y un hombre blanco, o zambos, de una mujer india y un negro (puede darse de igual modo si se invierten el miembro de la pareja femenino o masculino). Esta mezcla de razas es muy común en lugares con gran inmigración. En Estados Unidos, los blancos no podían contraer matrimonio con personas de otra raza, prohibición que acabó en el año 1967. Sin embargo, se ha comprobado científicamente que los hijos nacidos de parejas interraciales son más sanos y fuertes.

La adopción interracial consiste en que una persona o una pareja elijan adoptar como hijo a un niño de raza distinta a la suya. Esto ocurre muchas veces por sentimientos personales, y en otros casos, pues hay más posibilidades de adoptar niños negros, mestizos o asiáticos que blancos. En muchos casos, la adopción de estos niños es internacional, lo que puede traer como consecuencia negativa que el niño no crezca en su cultura originaria. Hay voces que se alzan en favor y en contra de la misma. En todo caso, la cuestión puede resolverse con diálogo permanente, sin negar la cultura propia del niño, sino actuando con relativismo cultural. En Estados Unidos este tipo de adopción comenzó a hacerse frecuente luego de la Segunda Guerra Mundial, pues muchos niños chinos o japoneses habían perdido a sus padres en el conflicto armado. Veinte años después se extendió la adopción a niños de Sud y Centroamérica.