Concepto de intransigente

La palabra intransigente está integrada por raíces latinas: El prefijo privativo “in”, el verbo “transigere”, que designa la acción de permitir la conclusión de un asunto, y, por ende, deja de lado ciertos aspectos de las ideas ajenas con los que no está de acuerdo, y los incorpora, a efectos de hallar una alternativa que medianamente conforme a las dos partes; y el sufijo de agente “nt”. Ejemplo: “Tuve que transigir con mi esposa, y aunque no estaba de acuerdo con que mi hijo viajara solo al exterior, le firmé el permiso para no destruir la armonía familiar”.

Intransigente es aquel sujeto que no realiza concesiones a sus deseos, pensamientos y decisiones. Es firme en lo que quiere y no cede ante presiones externas, que tratan de hacerle cambiar una opinión o un proyecto.

El intransigente puede serlo por tener una personalidad rígida y dogmática que no escucha al otro, y por ende se empecina en su idea, aun cuando es descabellada o injusta, por ejemplo: “El dueño de la fábrica es intransigente con los horarios, no acepta excusas de sus empleados por llegar tarde y les descuenta su salario” o “Al ser tan intransigente con sus amigos, los ha perdido uno a uno, ya que se enoja si le discuten sus creencias o no aceptan sus propuestas”. Pero también puede responder a una sólida convicción, que no puede ser torcida, pues forma parte de sus valores más profundos, y por lo tanto resulta innegociable. En este último sentido muchos mártires han ofrendado su vida, por no renegar de su fe.

En Política, en 1945, en Argentina, surgió dentro de la Unión Cívica Radical, el MIR (Movimiento de Intransigencia y Renovación). Con un ideario de centro izquierda, se caracterizó por una vuelta al pensamiento nacionalista del derrocado presidente Hipólito Yrigoyen, que había sido desplazado, para aceptar la política conservadora del unionismo de Alvear que había tomado la conducción de la Unión Cívica Radical, tras el desplazamiento del mando del presidente Yrigoyen por el golpe militar de 1930. Este movimiento, a diferencia de los alvearistas, que se opusieron fervientemente al peronismo, trató de llegar a un acuerdo con los peronistas, especialmente en cuanto a la protección de los trabajadores y de la industria nacional. Tuvieron fuerte presencia durante el gobierno peronista, pero frente al golpe de 1955, el MIR se dividió en cuanto a la aceptación o no, del peronismo que fue proscripto. El sector de Arturo Frondizi, que era el mayoritario y pactó con el peronismo, logró que se lo postulara como presidente; formando en 1957, un partido llamado Unión Cívica Radical Intransigente, que llevó su candidato al poder; mientras Balbín, que encabezaba el otro sector, abandonó el MIR, para formar con los unionistas y los sabattinistas un nuevo partido político que se denominó Unión Cívica Radical del Pueblo.