Concepto de mentira piadosa

Mentir es hacer una afirmación falsa, a sabiendas, que tiene como objetivo, engañar. Es indudable que cuando se lo hace para perjudicar a otro, ostentar sobre algo que no se posee, o burlarse de alguien, es algo negativo y repudiable; pero en lo que ahora analizaremos, nos plantearemos hasta qué punto es malo, decir algo que no se corresponde con la realidad para evitar que otra persona sufra, o cuando mentir puede salvar la propia vida o la de otros, como el caso de mentir dónde se oculta una persona a los delincuentes que lo persiguen. Otras mentiras, tienen como fin crear ilusiones y dicha en los infantes, basadas en crear seres imaginarios como los Reyes Magos Santa Claus.

Son ejemplos habituales donde usamos mentiras estrictamente piadosas, cuando le damos a alguien un informe falso sobre su estado de salud con el objeto de no alarmarlo, o decimos, en especial a los niños, que un ser querido está de viaje, en lugar de revelarle su deceso, o le respondemos a una persona que es atractiva cuando no lo es, si ella nos pregunta sobre su aspecto.

El filósofo griego Platón (427-347 antes de nuestra era) en su obra “La República” admite ciertas mentiras, si tienen como efecto lograr armonía y mejora social. por ejemplo, hacerle creer a la gente que quien llega al poder es porque tienen oro en las venas, hace que los gobernantes se sientan superiores y deseosos de proteger a su pueblo.
En la modernidad, Nicolás Maquiavelo (1469-1527) aceptaba que los políticos mientan si era para lograr la mejora de la sociedad, por ejemplo, para que no cunda el pánico frente a una crisis o guerra cercana.

El filósofo prusiano, Immanuel Kant (1728-1804) defensor del deber moral inquebrantable, se opuso terminantemente a la mentira, cualquiera sea su objeto, pues mentir no puede tener validez universal, requisito para él, de cualquier acción noble.

La película estadounidense “The Invention of Lying” conocida en Hispanoamérica como “La invención de la mentira” o “La mentira original” estrenada en 2009, bajo la dirección de Ricky Gervais y Matthew Robinson, relata la historia ficticia, donde el protagonista vive en un mundo donde se desconoce la mentira, hasta que se enfrenta con el terrible momento de ver morir a su madre, a quien por primera vez, le dice que se va a ir a un lugar hermoso (aunque él desconoce que sea así) logrando que la mujer muera esperanzada, y creando la misma expectativa en el resto de la comunidad.