Concepto de muchedumbre

Muchedumbre procede en su etimología del latín “multitudo” en el sentido de “multitud” o gran cantidad de gente reunida. Implica abundancia de personas y también de cosas, aunque no es frecuente utilizarla para referirse a estas últimas.

Muchedumbre alude a “mucho” en términos cuantitativos. La gente puede agruparse y conformar muchedumbres por muchas razones: “La muchedumbre se reunió en la plaza para homenajear a su ciudad en el día de su aniversario”, “Una muchedumbre enfervorizaba pedía justicia a gritos ante el horrible crimen que había sucedido en la comunidad”, “Se agolpó una muchedumbre ante la llegada del famoso artista” o “Has logrado que asista una muchedumbre a la presentación de tu libro”.

Si la muchedumbre tiene líderes y realizan acciones con objetivos comunes, utilizando medios violentos intensos y de corta duración, se trata de una turba.

El sociólogo francés Gustave Le Bon (1841-1931) estudió la psicología de las masas que son muchedumbres organizadas que actúan de forma irresponsable, en el período anterior a la Primera Guerra Mundial. Inició una corriente dentro de la psicología social, que se conoció como “psicología de las multitudes”. Calificó a las muchedumbres que se reúnen con algún propósito común, de fáciles de manipular, acríticas, volubles y emotivas. Para este autor la personalidad individual consciente se pierde dentro del conjunto que conforma la muchedumbre, y es el objetivo del conjunto el que se tiene en mira, dominando el inconsciente colectivo, y el individuo dentro de la muchedumbre se cree poderoso, y hará cosas que como individuo no haría, ya que en la masa puede actuar escudado en el anonimato. Freud, estaba de acuerdo en ciertos aspectos con Le Bon, pero le criticó la existencia de un “alma colectiva”, argumentando que los individuos van en busca de su “yo” idealizado que se encuentra encarnado en el líder y no porque exista la tal “alma colectiva”.

El sociólogo estadounidense David Riesman (1909-2002) escribió “La Muchedumbre Solitaria” donde enfoca su estudio en el conformismo que reina en las sociedades modernas, hablando de personas que son dirigidas por otras, y actúan en virtud de lo que la comunidad a la que pertenecen les demanda para no quedar excluidos del grupo y obtener su aprobación. La influencia de los medios de comunicación es muy importante en este sentido.