Concepto de gentío

La palabra gentío se conforma por el sustantivo “gente”, del latín “gentis” que designa a un conjunto de seres humanos, más el sufijo de intensidad “ium”.

Un gentío es un grupo numeroso de personas (de cantidad imprecisa) que se reúne en cierto lugar con fines diversos. Por ejemplo: “Un gentío avanzaba en silencio y con respeto por las calles del pueblo precedidos por el cura y la virgen, marchando en procesión”, “Un gentío alborotado festejaba el triunfo de su equipo de fútbol”, “Una gran cantidad de personas fue convocada para cobrar sus sueldos en el banco el mismo día, la espera fue tan larga que el gentío se enardeció” o “El accidente automotor reunió a muchos curiosos, y el gentío solo molestaba la labor de los peritos que querían hallar las causas del siniestro”.

Gentío es sinónimo de muchedumbre. Para que la gente se concentre en un sitio, en general hay una razón o causa convocante, que puede ser la curiosidad o un objetivo en común (asistir a un espectáculo, participar de una protesta, pagar un impuesto, cobrar un salario, etcétera). Los gentíos pueden estar o no organizados o liderados, pueden ser pacíficos o violentos.

En los gentíos generalmente el individuo recibe una gran influencia de la masa de personas que integra, y modifica muchas veces sus actitudes adaptándolas a las del conjunto: “Juan es muy peleador, pero como el gentío que lo acompañaba permaneció en silencio, no se exaltó ante los dichos del orador que no coincidían con sus ideas”, “Mi primo es tranquilo, pero al participar de la marcha con tantas personas agresivas, se sumó al gentío e hizo desmanes”.

En las protestas, los gentíos intentan demostrar que las voces opositoras son muchas y por ello llaman la atención de diversas maneras (con carteles, cánticos, cortando calles, etcétera).