Concepto de mueble

Son muebles aquellas cosas susceptibles de poder ser trasladadas de uno a otro sitio, ya sea por sí mismas, o con ayuda externa. Lo contrario son los inmuebles, que están fijos en un lugar, como un terreno, que es un inmueble por naturaleza, pues siempre tuvo ese carácter de inamomible. Sin embargo, una cosa mueble puede llegar a convertirse en inmueble por accesión, si se fija de manera definitiva a un inmueble como accesorio de éste (Por ejemplo en el caso de los materiales de construcción).

También reciben el nombre de muebles, aquellos objetos decorativos, de confort o que sirven a las necesidades del hogar, como camas, mesas, sillas o sillones. Existen muebles de comedor, de dormitorio, de escritorio, de jardín etcétera. Hay muebles de estilo que enmarcan una época, como muebles estilo Luis XV o Luis XVI. Se fabrican con madera, metales o plásticos. Los negocios de venta de muebles para el hogar, que pueden incluir el proceso de fabricación, se denominan mueblerías, que pueden vender productos nuevos o usados. En este último caso, se dedican a la compra-venta de muebles.

Tradicionalmente, los muebles se han hecho de madera o metal, aunque actualmente también hay muchos realizados en material plástico, como el caso de las sillas y mesas de jardín.

Ejemplos de uso: "Pienso renovar este año los muebles de mi sala, ya que se han deteriorado con el uso" o "Vi en la mueblería unos bonitos muebles modernos de escritorio, que compraré para trabajar más cómodo".

Tradicionalmente los bienes muebles han tenido menor valor que los inmuebles, aunque actualmente, existen maquinarias de mucho valor, o automóviles o embarcaciones, muy costosas. Es por ese motivo, que si bien los bienes inmuebles requieren en todos los casos su registración, para identificar quien es su dueño, y anotar las transmisiones de dominio, en algunos muebles como los automotores también se exige su inscripción. Son los bienes muebles registrables.

Jurídicamente, rige el principio de que en las cosas muebles, su títularidad legítima se acredita por medio de la posesión del mismo. Por lo tanto, quien tiene la cosa mueble en su poder, es, según presunción legal, su dueño o poseedor legítimo. Como esto puede no ser así, quien lo reclama es el que debe comprobar que es él el dueño, y se lo han hurtado o robado.

Los bienes muebles pueden ser otorgados en prenda para garantizar deudas, así como los inmuebles garantizan créditos hipotecarios.