Concepto de perieco

La palabra perieco es griega, procede de Περίοικοιse que se compone de los siguientes términos: el prefijo “peri” que es aplicable a lo que se halla “alrededor” y el sustantivo “oikos” que se traduce al español como “casa”. Literalmente significa “los que habitan en la periferia”.

Los periecos eran parte de la sociedad espartana, en la Grecia Antigua, en inferior condición que los espartiatas, descendientes de los dorios, clase dirigente cuyos miembros tenían los máximos derechos, y vivían en las cinco aldeas de Esparta; pero no tan mala como los ilotas que estaban atados a su tierra. Estas clases eran inamovibles.
Los periecos vivían en los alrededores del centro espartano, en la zona costera y norte del valle del río Eurotas.
Dependían del Estado espartano, abonaban impuestos, y prestaban servicios al ejército, ya que Esparta los necesitaba, puesto que sus ciudadanos no excedían de los 5.000 hombres, y era un Estado caracterizado por ser guerrero.

Los periecos podían comerciar y vender sus tierras, poseyendo sus asentamientos bastante autonomía. Sus actividades principales eran la artesanía, la agricultura y el comercio. Algunos periecos más acomodados podían aspirar a tener educación general, la que era privada, no así la militar que estaba a cargo del Estado. Podían tener sus propios esclavos y hasta participar en los juegos olímpicos.

Eran hombres libres que provenían de diferentes puntos del Peloponeso y habrían habitado las zonas primitivamente: Lacedemonia, Mecenia y Arcadia.

Entre sus restricciones estaba la de no ejercer cargos políticos y no poder casarse con las ciudadanas espartanas.
Actualmente, en Geografía se denominan periecos a aquellos que habitan en lugares ubicados en el mismo paralelo pero en hemisferios distintos y opuestos. Como característica comparten las mismas estaciones, pero su régimen horario es inverso.