Concepto de adecuado

Adecuado, del latín “adaequatus” es el participio del verbo adecuar, del latín “adaequare”, vocablo integrado por el prefijo de aproximación “ad” y por la raíz “aequus” en el sentido de “equitativo”.

Algo o alguien adecuado es lo que se asocia a lo justo, equilibrado y conveniente, para determinadas situaciones, o en relación a otros sujetos o fines, acomodándose o ajustándose del modo mejor posible, al ideal buscado. Es sinónimo de apropiado.

Ejemplos: “Este vestido es adecuado para usar en una cena de gala, pues es sobrio y elegante”, “Esta casa es adecuada para una familia numerosa ya que cuenta con un gran número de habitaciones”, “Esta comida es adecuada para la dieta que te prescribieron”, “Esta es la pareja adecuada para ti, ya que comparten gustos y metas”, “Me has dado la respuesta adecuada a mi pregunta y por eso me has demostrado ser una persona inteligente y diplomática” o “Debes adecuar tu comportamiento ya que no es propio de un profesional ni de un caballero, insultar a tus colegas”.

En el proceso enseñanza-aprendizaje, es importante adecuar el contenido y las estrategias a implementar por el docente a la edad de los educandos y a sus contenidos previos; siendo aconsejable que además se adecuen a las particularidades de cada uno de ellos. Algo similar puede decirse de los libros que se ofrecen a las personas o las películas o videos, ya que ciertos mensajes pueden no resultar adecuados para una mente en formación. Ejemplos: “El maestro explicó el tema de un modo muy complejo y por eso no resultó adecuado para la comprensión de los niños” o “Esa película que ha visto tu hijo tiene lenguaje obsceno y eso la hace inadecuada para su corta edad”.

El manejo adecuado del tiempo ocurre cuando se lo aprovecha plenamente, considerando la tarea que se debe realizar, y el tiempo disponible.

La adecuación siempre se realiza de una cosa o ser vivo con respecto a otra cosa o ser vivo, y por ende es un concepto relativo, ya que algo puede ser adecuado con respecto a algo o a alguien e inadecuado para otra. Por ejemplo, un lenguaje simple e informal puede ser el adecuado para una reunión de amigos; pero no para una emplearlo en una solicitud de empleo o usar ropa de playa es adecuado en un balneario, pero no lo es, en una cena, en un restaurante distinguido.