Concepto de autorización

Autorización es la acción y el resultado del verbo autorizar, que procede de autor, que se originó en el latín “auctor” que puede traducirse como impulsor, a su vez de “augere”, en el sentido de aumentar. La “auctoritas” en la antigua Roma, se aplicaba a dos casos: la “auctoritas patrum” o autorización dada por el Senado, a las leyes, para darles validez; y la “auctoritas” o autorización que daban los tutores a los actos de sus pupilos, mayores de siete años, para que fueran eficaces (si tenían menos de siete años, la opinión del pupilo no se tenía en cuenta y actuaba el tutor por sí mismo, rindiendo cuentas al final de la tutela).

Actualmente, una autorización es tanto la acción de conceder a alguien una licencia o permiso, por parte de quien tiene la autoridad para hacerlo; como también el documento donde consta esa facultad. Por ejemplo: “Para entrar a estas tierras, debes tener la autorización del dueño, ya que son terrenos privados”, “Tengo en mi poder una autorización, firmada por mis padres, para poder hacer el viaje con mis compañeros de escuela” o “No puedo comprar con esta tarjeta de crédito, pues no es mía, y el titular no me autorizó”.

Hay actos, que los adultos podemos realizar dentro de nuestra esfera privada, que no requieren el permiso o la autorización de nadie, por ejemplo, preparar la comida, salir a pasear, reunirnos con amigos, etcétera; pero cuando alguien tiene autoridad sobre nosotros, pues existe, social y legalmente, una posición jerárquica, en la que no estamos en la cima, nos coloca en la necesidad de tener que pedirle al superior, que nos permita hacer determinadas cosas, pudiendo la autorización ser pedida verbalmente, o ser requerida una petición formal, y que contemos con la respuesta positiva, también llamada autorización, en algún soporte, para poder ejercer ese derecho. La autorización es el consentimiento que se da, al permiso solicitado.

Por ejemplo, un niño, debe pedir a sus padres autorización para ir a una fiesta, y esto puede hacerse de modo informal; pero, si queremos abrir un negocio, debemos pedir autorización, para obtener la habilitación, a las autoridades administrativas correspondientes, y esto debe efectuarse mediante especiales formularios, y obtener una autorización documentada, para poder abrir el establecimiento al público.

La autorización informática, es un requisito que deben cumplir los usuarios de un sistema operativo, para poder acceder al mismo, por el cual se necesita autenticar los datos, a efectos de identificar a los consumidores, con el objetivo de proteger sus recursos (archivos, programas, datos, etcétera) formando parte de su política de seguridad. Los que ingresan sin autorización son llamados consumidores anónimos, y generalmente gozan de pocos permisos.